Una mujer que ofreció una amplia sonrisa al ser retratada para su ficha policial tras ser arrestada por manejar ebria tras un choque vial en Florida podría ser condenada a cárcel, pues una de las víctimas del choque falleció.

Angenette Marie Welk, de 44 años, ya no sonrió cuando se le volvió a retratar el sábado en la cárcel en Ocala.

Una de las víctimas del choque, identificada como Sandra Clarkston de 60 años, falleció el 14 de mayo, cuatro días después de la colisión entre tres vehículos. Inicialmente Welk fue acusada de manejar en estado de ebriedad y de causar heridas graves a otros. Con el cargo de homicidio no intencional, tendrá que pasar tiempo en la cárcel.

La foto de la mujer sonriente había irritado a la familia de Clarkston, que se manifestó satisfecha de que Welk ha sido arrestada de nuevo.

La abogada Stacy Youmans dijo al diario Ocala StarBanner que Welk “es una buena persona, es una esposa, una madre, una amiga que está devastada por lo que sucedió”.