Las fuerzas del gobierno de Siria reanudarán su ofensiva contra el grupo extremista Estado Islámico en el sur de la capital tras evacuar a un grupo de civiles de la zona, dijo la televisora estatal siria.

La cadena citó a mandos militares no identificados que dijeron que el domingo en la noche había una tregua en vigor para permitir la salida de mujeres, niños y ancianos del vecindario de Hajar al-Aswad, en el sur de Damasco.

El alto el fuego expirará a mediodía del lunes, tras lo cual las fuerzas del gobierno de Bashar Assad reanudarán sus operaciones en Hajar al-Aswad y en el cercano campo de refugiados palestinos de Yarmouk, agregaron las fuentes.

Algunos combatientes de la milicia radical EI pudieron abandonar Yarmouk y el vecindario adyacente de al-Tadamon, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitorea el conflicto. Medios estatales sirios negaron haber pactado la salida de los insurgentes.