El papa Francisco nombrará a 14 nuevos cardenales en junio, entre ellos a su principal asistente en las tareas de ayuda a las personas sin hogar y a los pobres de Roma, así como a prelados asentados en Irak y Pakistán, donde los cristianos son una minoría vulnerable.

“Me complace anunciar que el 29 de junio realizaré un consistorio (una ceremonia) para nombrar 14 nuevos cardenales”, dijo Francisco ante peregrinos y turistas en la Plaza de San Pedro el domingo.

“Los países de procedencia expresan la universalidad de la iglesia, que continúa anunciando el amor misericordioso de Dios a todos los hombres de la Tierra”, expresó. Luego dio a conocer sus elecciones para ser los nuevos “príncipes de la iglesia”, incluidos hombres de África, de algunas partes de Asia y Sudamérica.

El pontífice continúa con su labor para que el Colegio Cardenalicio sea menos europeo de lo que lo había sido en siglos pasados.

Entre los nuevos cardenales figura Louis Raphael I Sako, el patriarca de Babilonia de los Caldeos, con sede en Bagdad, Irak. También se hará cardenal a Joseph Coutts, arzobispo de Karachi, en Pakistán.

En repetidas ocasiones, el pontífice ha resaltado la difícil situación que viven los cristianos que son perseguidos e incluso asesinados por su fe en zonas donde los fundamentalistas islámicos los han atacado.

Dos altos funcionarios del Vaticano también recibirán el honor de unirse a los clérigos que voten por nuevos papas en cónclaves secretos. Ellos son el monseñor español Luis Ladaria, quien es director de la oficina vaticana de ortodoxia doctrinal y que, como el papa, es jesuita, y al monseñor italiano Giovanni Angelo Becciu, el segundo al mando en la oficina de la secretaría de Estado. Becciu también es delegado pontificio de la recientemente aquejada Soberana Orden Militar de Malta.

Otro italiano que se convertirá en cardenal es el vicario general de Roma, el monseñor Angelo De Donatis. Cabe destacar que aunque el papa sea el líder de la iglesia Católica, también funge como el máximo obispo de Roma.

La elección del monseñor Konrad Krajewski, un polaco conocido por distribuir sacos de dormir entre las personas sin hogar durante las frías noches romanas y por organizar viajes pagados por el Vaticano de un día de duración a las orillas del mar para los pobres, por parte de Francisco refleja la determinación del papa para hacer que la iglesia Católica sea conocida por su atención a aquellos que viven en los márgenes de la sociedad.

Otros son el monseñor Antonio dos Santos Marto, obispo de Fátima, Portugal; Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, Perú; Desire Tsarahazana, arzobispo de Toamasina, Madagascar; Thomas Aquinas Manyo, arzobispo de Osaka, Japón, y Giuseppe Petrocchi, arzobispo de L’Aquila, la localidad montañosa italiana que continúa recuperándose tras un sismo ocurrido en 2009.

Francisco habló sobre otros tres clérigos y explicó que los eligió debido a que “se han distinguido por su servicio a la iglesia”. Ellos son el arzobispo emérito de Xalapa, México, Sergio Obeso Rivera; monseñor Toribio Ticona Porco, un prelado de Corocoro, Bolivia, y el sacerdote español Aquilino Bocos Merino. Los tres tienen más de 80 años, por lo que no podrán ser considerados en la votación para el próximo papa.

___

Frances D'Emilio está en Twitter como: http://www.twitter.com/fdemilio