Se va jefa de Campbell Soups en medio de reestructuración

La máxima ejecutiva de Campbell Soup dejará el cargo para retirarse en momentos en que la compañía revisa estrategias a fin de para reactivar las ventas que se han visto apremiadas por un cambio de...

La máxima ejecutiva de Campbell Soup dejará el cargo para retirarse en momentos en que la compañía revisa estrategias a fin de para reactivar las ventas que se han visto apremiadas por un cambio de gusto en el consumidor estadounidense y el alza de costos.

La directora general Denise Morrison, que ha estado en el cargo desde 2011, fue reemplazada de inmediato por Keith McLoughlin, quien estará al frente de la compañía en forma interina.

La empresa, fundada hace casi 150 años, enfrenta además vientos en contra debido a los recientes cambios en la política comercial de Estados Unidos.

En marzo, el gobierno del presidente Donald Trump impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Anthony DiSilvestro, director de finanzas de Campbell, dijo que gran parte del alza de costos para la compañía “será consecuencia de los aranceles esperados”.

“Anticipamos aumentos de dos dígitos al acero y el aluminio”, dijo DiSilvestro, quien agregó que la Campbell prevé que los precios del trigo, las verduras y otros productos aumentarán por la inflación.

Las acciones cayeron más de 10% en las primeras operaciones del viernes. También fueron a la baja las acciones de otras compañías que utilizan metales, como PepsiCo Inc., Coca-Cola Co. y Molson Coors Brewing, cuyos productos son de consumo masivo.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, alzó una lata de sopa Campbell durante una entrevista con CNBC este año para resaltar que los aranceles al acero y el aluminio “no son un problema”.

La aseveración fue impugnada de inmediato por varias empresas de Estados Unidos.

El Instituto de Fabricantes de Envases de Metal, que representa a unos 22.000 trabajadores y fabricantes a nivel nacional, considera que los aranceles perjudicarán al sector y a consumidores por igual. El instituto dijo que en Estados Unidos se fabrican 119.000 millones de latas por lo que un arancel de 1 centavo redunda en un impuesto de 1.100 millones de dólares a los consumidores y las empresas.

_____

Los periodistas de The Associated Press Ken Thomas y Paul Wiseman, en Washington, contribuyeron a este despacho.