Egipto mantendrá abierto el paso fronterizo de Rafah con la Franja de Gaza durante todo el mes sagrado musulmán del Ramadán, anunció el presidente de Egipto, Abdul Fatá el Sisi, lo que será la apertura ininterrumpida más larga desde 2013.

La medida pretende ser un gesto humanitario durante el feriado anual, una de las pocas ocasiones en las que Egipto permite que algunos habitantes de Gaza abandonen y regresen al territorio gobernado por el grupo militante islámico Hamas. Los habitantes de Gaza han quedado atrapados en su propio suelo por el bloqueo egipcio-israelí desde 2007.

La medida “aliviará las cargas de los hermanos en la Franja de Gaza”, escribió el Sisi en su cuenta oficial de Twitter el jueves en la noche.

El anuncio se produjo días después de que 59 palestinos murieron por fuego israelí durante protestas en la frontera entre la Franja e Israel. Otros 2.700 palestinos resultaron heridos.

El cruce ha estado abierto desde el sábado, por lo que el anuncio de el-Sisi es técnicamente una extensión. Las autoridades egipcias dijeron que 510 personas cruzaron el miércoles, la mayoría procedentes de Gaza hacia Egipto.

El jueves, 541 personas cruzaron de Egipto a Gaza junto con decenas de camiones que transportaban cemento, acero, motores eléctricos y ayuda médica y alimentaria de la Media Luna Roja, dijeron los funcionarios.

El paso fronterizo de Rafah es el principal enlace entre Gaza y el mundo exterior. Egipto lo ha mantenido fundamentalmente cerrado desde 2013, tras la caída del presidente islamista Mohamed Morsi.

El mes pasado, el ministerio del Interior de Hamas dijo que más de 20.000 personas estaban en listas de espera para salir. A lo largo de esta semana, un promedio de 500 viajeros al día cruzaron la frontera, en su mayoría saliendo.

El viernes, los viajeros se dirigían lentamente hacia el cruce. Un autobús llegaba cada hora con personas cuyos nombres aparecían en las listas proporcionadas por los funcionarios de Hamas, que supervisan a quienes cruzan la frontera.

___

Akram reportó desde la Franja de Gaza. El periodista de The Associated Press Samy Magdy en El Cairo contribuyó para este despacho