Cerca de 5.000 personas que viven en los márgenes de un río del norte de Colombia fueron evacuadas el jueves ante el riesgo de desborde de una presa cercana.

Un trabajador resultó lesionado en la presa hidroeléctrica que se construye sobre el río Cauca, informaron funcionarios del gobierno. El empleado se encuentra en condición estable. La compañía propietaria de la presa de Ituango, Empresas Públicas de Medellín, indicó que otras cuatro personas resultaron heridas el miércoles.

Existe una fuerte vigilancia de la presa en busca de cualquier indicio de que pudiera estallar.

Empresas Públicas de Medellín asegura que el proyecto de Ituango es la construcción de la presa hidroeléctrica más grande del país y responsabilizó a las “adversidades naturales” de las condiciones actuales del proyecto.

Por su parte, el director de la Unidad Nacional de Riesgos y Desastres, Carlos Iván Márquez, dijo en diálogo con periodistas desde el sitio donde se produjo el accidente que se mantiene la orden de evacuación de 12 regiones.

Márquez también reiteró que se “mantiene el riesgo de unos impactos que puede generar por el accidente interno que ha tenido esta presa. La amenaza y el riesgo continúan, por lo tanto mantenemos la orden de evacuación preventiva”.

La Unidad Nacional de Riesgo y Desastre dispuso en la zona afectada varios albergues transitorios y el envío de alimentos, frazadas y servicios elementales de aseo y salud.

En la víspera, el presidente Juan Manuel Santos señaló en una misiva que su gobierno “no escatimará esfuerzos para proteger a la población y apoyarlos en el manejo de la situación que enfrentan”.

A su vez, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, anunció que se envió a la zona afectada a 500 uniformados para reforzar y apoyar a la población civil afectada con patrullajes durante el día y la noche.