La Unión Europea ha demandado a seis países miembros por exponer a sus ciudadanos a un exceso de contaminación ambiental, se informó el jueves.

La Comisión Europea denunció a Gran Bretaña, Francia, Alemania, Hungría, Italia y Rumania ante la Corte de Justicia por no respetar los límites de la calidad del aire ni tomar oportunamente las medidas correspondientes.

La Comisión también advirtió a Gran Bretaña, Alemania, Italia y Luxemburgo por ignorar las leyes de aprobación de automotores.

Bas Eickhout, del grupo Greens/EFA en el Parlamento Europeo, dijo que “es vergonzoso que algunos de los países más ricos de Europa se muestren remisos en materia de proteger la salud de sus ciudadanos”.

En Alemania, la economía más grande de Europa, el gobierno estaba bajo presión desde que una corte falló en febrero que las ciudades pueden prohibir la circulación de autos y camiones diesel para combatir la contaminación.

El gobierno de la canciller Angela Merkel se apresuró a tranquilizar a los conductores, asegurándoles que tratará de evitar medidas tan drásticas impulsando otros métodos para reducir la contaminación urbana.