Tras poner fin a sus protestas y regresar a las aulas, miles de docentes de todo Estados Unidos se reúnen y ponen la mira en un objetivo más ambicioso: las elecciones legislativas de noviembre.

En Carolina del Norte, Arizona, Oklahoma y Virginia Occidental proliferaron las huelgas docentes en busca de aumentos salariales, lo que paralizó totalmente a varias escuelas y convirtió los recursos educativos en un polémico tema de campaña.

Los maestros en Arizona están recaudando firmas para un referéndum en que se pedirá aumentar los impuestos a los ricos a fin de aumentar los recursos para el sector educativo. Y han jurado derrotar a legisladores u otros funcionarios que no apoyen a los docentes. Maestros en Oklahoma y Kentucky se han declarado candidatos, en algunos casos contra funcionarios que en el pasado han cortado el presupuesto a las escuelas.

El miércoles en Raleigh, Carolina del Norte, una marcha de miles de maestros obligó a cerrar a tantas escuelas que dos tercios de la población estudiantil del estado se tuvo que quedar en casa. Cientos de personas protestaron frente a la Legislatura coreando consignas como “¡Recuerden, recuerden, votaremos en noviembre!” Calles enteras parecían un mar de rojo, el color de las camisetas de los maestros activistas.

Los maestros apuestan a que el apoyo popular que han recibido las protestas les dará impulso en las urnas y obligará a los políticos a tomarse en serio el tema de la educación.

"Recurramos a las urnas y así lo lograremos”, dijo Noah Karvelis, activista de los maestros en Arizona. "Tenemos el poder, es cuestión de aprovecharlo ahora”.

En Oklahoma, el período de registro de candidaturas coincidió con la segunda semana de huelga de maestros que incluyó marchas de miles de educadores frente al Capitolio. Decenas de maestros y administradores escolares se candidatearon para escaños en el Senado y la cámara baja, muchos de ellos haciendo su primera incursión en la política. En la mira están varios políticos republicanos que se opusieron a un aumento de impuestos que se iba a usar para mejorar los sueldos de los maestros.

En Kentucky, por lo menos 39 docentes y ex docentes se han postulado a la Legislatura. La contienda más notable es la de una maestra contra el republicano Jonathan Shell, de la cámara baja. Shell fue autor de una reforma del plan de pensiones de los maestros que suscitó una airada reacción del gremio.

Amanda Jeffers, demócrata y maestra de inglés en Oklahoma City, dijo que jamás pensó en meterse en política, antes de participar en las protestas y ver cómo los legisladores ignoraban sus demandas.

"Siempre pensé que los maestros eran respetados en la comunidad, pero no nos trataron con mucho respecto. La arrogancia de los legisladores es lo que me hizo decidir”, dijo Jeffers.

___

Contribuyeron a este reportaje los corresponsales de la AP Gary Robertson y Emery Dalesio en Carolina del Norte, Bob Christie en Phoenix, Sean Murphy en Oklahoma City y Adam Beam en Mount Vernon, Kentucky.