Indonesia: insurgentes se rinden, termina motín carcelario

Docenas extremistas que se amotinaron en un centro de detención de la policía cerca de la capital de Indonesia y mataron a cinco agentes, se entregaron a las autoridades el jueves, dijo el...

Docenas extremistas que se amotinaron en un centro de detención de la policía cerca de la capital de Indonesia y mataron a cinco agentes, se entregaron a las autoridades el jueves, dijo el responsable de seguridad del país.

La revuelta comenzó el martes en la noche en la sede de la Brigada Móvil, una unidad de élite de la policía, en Depok, en las afueras del sur de Yakarta, donde cuatro días antes las autoridades habían arrestado a tres insurgentes islamistas acusados de planear un ataque contra la policía.

La mayoría de los reos se rindieron antes del amanecer del jueves tras el ultimátum del personal de seguridad, dijo el ministro de Política, Seguridad y Protección, Wiranto, que se identifica solo con un nombre. Unos 10 reclusos se negaron a entregarse pero fueron reducidos poco después por las autoridades, que emplearon bombas de humo y gas lacrimógeno.

Según Wiranto, los implicados en el motín eran “terroristas detenidos” y durante la revuelta llegaron a controlar unas 30 armas que tomaron de los agentes y de un almacén.

Uno de los presos falleció, dijo la policía.

La agencia de noticias Amaq, vinculada al grupo extremista Estado Islámico, dijo tras el inicio del levantamiento que se produjo un enfrentamiento entre combatientes suyos y la brigada antiterrorista.