Partido político de FARC denuncia asesinato de un integrante

El partido político formado por las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) denunció el martes el asesinato de uno de sus miembros en el este del país.En un comunicado, el...

El partido político formado por las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) denunció el martes el asesinato de uno de sus miembros en el este del país.

En un comunicado, el Consejo Político Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común rechazó “el asesinato de Juan Vicente Carvajal, excombatiente y exprisionero político en proceso de reincorporación”.

La misiva no indicó quiénes habrían sido los responsables del asesinato, pero informó que presuntamente ocurrió en la región de Filipinas, en una zona del departamento de Arauca, y que con este hecho ya son 19 los antiguos integrantes de la guerrilla asesinados desde la firma del acuerdo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos en noviembre de 2016.

“Los recientes ataques y amenazas en contra de militantes de nuestro partido en la ciudades de Bogotá y Pereira, así como la presencia de estructuras paramilitares en varios departamentos del país, deben obligar a las autoridades... a tomar medidas efectivas e idóneas en contra de las estructuras criminales que se ubican en cercanías de los espacios territoriales y los nuevos puntos de agrupamiento y reincorporación de los ex combatientes de nuestro partido”, agregó el comunicado.

Horas después, la jefa de la unidad de investigación de la Fiscalía General, Marta Mancera, dijo en rueda de prensa que hay tres hipótesis sobre el asesinato y afirmó que en las próximas dos semanas revelarán más información sobre los posibles autores y motivos del crimen. Según dijo, se asignaron diez investigadores para este caso.

Mancera señaló que hasta el momento han sido asesinados 22 miembros del partido de las FARC en diversas partes del país desde la firma de la paz. De estos casos, se han aclarado nueve y los otros trece están investigándose. Se cree que los responsables serían miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), integrantes del Clan del Golfo y disidentes de las FARC.

De manera paralela, el presidente Juan Manuel Santos instaló el mismo martes una Comisión de la Verdad en cumplimiento de los acuerdos firmados con las FARC. Según se ha dicho, no es un mecanismo para administrar justicia, sino para contribuir a la consecución de la verdad y el reconocimiento de los derechos de las víctimas y hará parte de un sistema integral de verdad, justicia, reparación.

Ésta será encabezada por el sacerdote Francisco de Roux y otras diez personas de diversas profesiones, entre los que hay un médico, un sociólogo, un periodista y un mayor del ejército.

“La verdad de 54 años de conflicto armado nunca se va a saber en su totalidad, es imposible”, dijo Santos desde la Casa Presidencial. No obstante, destacó, “vamos a pasar de esa sed de venganza, a la convivencia. Se trata de hacer un poco esa transición hacia la reconciliación”.

Más tarde, el líder político de las FARC, Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, lamentó en una carta a sus miembros la muerte de un exguerrillero en Arauca y destacó: “la disciplina fue siempre necesaria para la conservación de la vida en la guerra y no sé por qué algunos piensan que en las condiciones de la reincorporación no necesitan de ella”.

“Quisiera que valoráramos esta conducta con el objeto de reflexionar hasta qué punto la actitud de algunos camaradas frente a la reincorporación termina por facilitar las cosas a nuestro enemigo de clase”, agrega la misiva.