Arrestan a cura por presunto abuso de niños en Pensilvania

Un sacerdote católico fue arrestado el martes, acusado de abusar de al menos dos niños durante su servicio de cuatro décadas en la diócesis de Erie, Pensilvania, y hacer que uno de ellos se confiese...

Un sacerdote católico fue arrestado el martes, acusado de abusar de al menos dos niños durante su servicio de cuatro décadas en la diócesis de Erie, Pensilvania, y hacer que uno de ellos se confiese después de los supuestos abusos.

El procurador general del estado Josh Shapiro anunció que el reverendo David Poulson, de Oil City, fue arrestado como parte de la pesquisa de un jurado investigador estatal. Según actas de la corte, el religioso de 64 años está acusado de agresión indecente, poner en peligro a menores de edad y al menos otros seis cargos por incidentes que datan de 2002.

Las actas no indican si Poulson tiene un abogado que lo represente, y se le llamó a un número bajo su nombre pero nadie contestó de inmediato el martes.

Los fiscales dicen que el sospechoso, quien renunció a la diócesis en febrero, abusó de una de sus víctimas más de 20 veces en varias rectorías mientras el niño era monaguillo. Poulson luego hacía que el menor se confesara con él y confesara el abuso sexual para ser absuelto.

"Esta fue la traición y manipulación más grande de Poulson: usó los recursos del sacerdocio para perpetrar sus abusos", dijo Shapiro sobre los cargos en un comunicado enviado por correo electrónico.

Poulson también presuntamente llevó a la víctima y otro niño a un campamento de cacería, que estaba aislado y no tenía electricidad ni agua potable. Allí miraba películas de horror con ellos y los sentaba en su regazo y luego los abusaba.

La Diócesis de Erie recibió quejas sobre las "tendencias de depredador sexual" que presuntamente tenía Poulson a partir del 2010, pero no lo denunció a las autoridades sino hasta que el jurado investigador le envió un citatorio en septiembre del 2016, según la fiscalía.

La diócesis entregó un "memorándum secreto" del 24 de mayo del 2010 según el cual la jerarquía habían recibido quejas de que el sospechoso tocaba a los menores de manera inapropiada. El comunicado de la procuraduría general dijo que el memo también decía que Poulson admitió que un niño lo "excitaba" y que intercambió mensajes de texto sexualmente insinuantes con otros menores.

Una portavoz de la diócesis dijo que estaba preparando un comunicado sobre el arresto de Poulson.

El mes pasado, la diócesis divulgó una lista de sacerdotes y personal laico que han sido blanco de acusaciones creíbles a lo largo de varias décadas. Poulson estaba en esa lista.