Ruhani advierte “problemas” antes de la decisión de Trump

Previo a la decisión del presidente Donald Trump sobre el acuerdo nuclear, el primer vicepresidente de Irán dijo que sólo los “ingenuos” negociarían con Estados Unidos, informó ISNA, la agencia...

Previo a la decisión del presidente Donald Trump sobre el acuerdo nuclear, el primer vicepresidente de Irán dijo que sólo los “ingenuos” negociarían con Estados Unidos, informó ISNA, la agencia semioficial de noticias iraní.

El anuncio de Trump, previsto para las 2 de la tarde (1800 GMT) en la Casa Blanca, se producirá durante la noche en Irán.

Gestiones diplomáticas de último momento y la visita del ministro del Exterior británico Boris Johnson a Washington aparentemente no lograron convencer a Trump de que mantenga el acuerdo, según fuentes diplomáticas y personas al tanto de las negociaciones.

Eshaq Jahangiri, un popular político reformista iraní que ha sido sugerido como posible contendiente para la presidencia en las elecciones de Irán de 2021, dijo: “Ahora, el principal poder del mundo grita que no lo acepta, depende de ellos lo que haremos con el acuerdo, pero (de ahora en adelante) los individuos ingenuos aceptarían iniciar conversaciones con el país”, informó ISNA.

Las declaraciones de Jahangiri indican un próximo cambio político contra cualquier reconciliación con el Occidente si Trump se aleja del acuerdo, sobre todo siendo reformista, un político que defiende el cambio del gobierno teocrático de Irán.

Por su parte, el presidente de Irán dijo el martes que su país podría enfrentar “algunos problemas”, antes de que el Donald Trump anuncie si retirará o no a Estados Unidos del acuerdo alcanzado entre Teherán y las potencias nucleares en 2015.

Sin mencionar directamente a Trump, las declaraciones de Hasán Ruhani en una conferencia sobre petróleo en Teherán fueron las primeras de un alto cargo iraní tras el tuit publicado en la noche por el presidente estadounidense en el que adelantó que anunciaría su decisión sobre el pacto el martes.

"Es posible que enfrentemos algunos problemas durante dos o tres meses, pero superaremos esto”, dijo Ruhani.

El dirigente iraní destacó además que Irán quiere seguir "trabajando con el mundo y (mantener) un compromiso constructivo con el mundo”. Estas palabras podrían ser un guiño a Europa, que ha alcanzado varios acuerdos comerciales con la República Islámica desde la firma del histórico acuerdo.

Irán podría esperar que la Unión Europea apruebe una ley para proteger a las empresas comunitarias de posibles sanciones estadounidenses.

Trump publicó su tuit a última hora de la noche del lunes lo que supuso que los principales diarios del país no lo incluyeron en sus portadas.

La televisora estatal iraní reportó el anuncio a las 10 de la mañana, y la agencia estatal de noticias iraní IRNA también se refirió a él. Durante la noche, las agencias semioficiales de noticias se hicieron eco del mensaje del mandatario estadounidense, mientras que otros compartieron reportes de medios extranjeros en internet.

El acuerdo nuclear impuso restricciones sobre el programa nuclear iraní a cambio de la retirada de la mayor parte de las sanciones internacionales y de Washington que pesaban sobre la nación.

El pacto incluyó sin embargo algunas limitaciones temporales y no abordó el programa de misiles balísticos ni la política regional de Teherán. Trump ha señalado repetidamente estos aspectos y calificó la iniciativa como “el peor acuerdo de la historia”. Los promotores del pacto señalaron que los límites temporales debían impulsar más conversaciones con Irán en el futuro, que podrían llevar a abordar las demás preocupaciones.

Ruhani, que se mostró sonriente y se dirigió a la audiencia en una mesa en la exposición el martes, trató de tranquilizar a la población. Por su parte, el presidente del parlamento nacional, Ali Larijani, declaró que la salida de Trump del pacto incrementaría la unidad entre los iraníes, mientras que el presidente del Banco Central, Valiollah Seif, declaró a la televisora estatal que las decisiones estadounidenses "no crean un problema” en la economía nacional.

Sin embargo, muchos en Teherán y en otras partes del país están preocupados por las repercusiones que pueda tener la decisión de Trump en la República Islámica.

El rial iraní cotiza ya a 66.000 dólares en el mercado negro, pese a la tasa de cambio establecida por el gobierno de 42.000 riales por dólar. Muchos dicen que no han visto los beneficios del pacto.

La mala situación económica y el desempleo provocaron protestas en toda la nación en diciembre y enero que habrían dejado al menos 25 fallecidos y cerca de 5.000 detenidos.

___

Los periodistas de The Associated Press Josh Lederman en Washington y Jon Gambrell en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, contribuyeron a este despacho.