Alemania: Corte rechaza apelación de acusado tunecino

El máximo tribunal de Alemania rechazó el lunes la apelación de un tunecino presunto miembro del Estado Islámico a la orden de deportación a su país, fortaleciendo con ello la posición legal del...

El máximo tribunal de Alemania rechazó el lunes la apelación de un tunecino presunto miembro del Estado Islámico a la orden de deportación a su país, fortaleciendo con ello la posición legal del gobierno alemán que busca separadamente deportar a un presunto asociado de Osama bin Laden.

La Corte Federal Constitucional dijo que las autoridades alemanas habían recibido suficientes garantías de Túnez de que el hombre, nacido en 1980 e identificado solamente como Haikel S., no enfrentaría la pena capital y pudiera eventualmente tener derecho a libertad bajo palabra _ dos precondiciones para la deportación requeridas en Alemania.

Hailel S. fue arrestado en Fráncfort en enero del 2017 por sospechas de ser reclutador y contrabandista para el grupo Estado Islámico desde agosto del 2015 y de planear un ataque. Separadamente, Túnez le acusó de estar involucrado en el ataque de marzo del 2015 contra el Museo Bardo en Túnez, además del ataque al año siguiente contra el pueblo fronterizo de Ben Guerdane.

Su abogada, Seda Basay-Yildiz, le dijo a The Associated Press que presentó una apelación urgente ante la Corte Europea de Derechos Humanos para suspender su deportación.

Una portavoz del ministerio del interior de Alemania dijo que las autoridades examinarán si el fallo tiene implicaciones para otros casos en los que Alemania trata de deportar a individuos a Túnez.

"En aquellos casos en los que pudiera ser pertinente, por supuesto que lo consideraremos”, dijo Sonja Kock en comentarios a reporteros en Berlín.

El caso de un extremista islámico de 42 años que se piensa fue guardaespaldas del líder de al-Qaida Osama bin Laden ocupó titulares recientemente en Alemania.

Las cortes han prohibido la deportación de Sami A. porque pudiera enfrentar tortura en Túnez.

El gobierno alemán ha dicho que está trabajando para recibir garantías diplomáticas de Túnez de que Sami A. no será torturado allí.