Atrás en encuestas, oficialismo de México cambia liderazgo

El gobernante partido mexicano PRI cambió a sus lídere, en momentos en que se encuentra muy atrás en las encuestas de cara a la elección presidencial del 1 de julio. Su nuevo presidente interino es...

El gobernante partido mexicano PRI cambió a sus lídere, en momentos en que se encuentra muy atrás en las encuestas de cara a la elección presidencial del 1 de julio.

Su nuevo presidente interino es René Juárez, un veterano operador político y exgobernador. Tras asegurar que se concentrará en hablar con la base del partido, Juárez dijo el jueves a Radio Fórmula que el Partido Revolucionario Institucional vive "un momento crítico, difícil, complejo".

Juárez podría reducir el malestar que reina en el sector medular del PRI desde la designación como candidato presidencial de José Antonio Meade, quien no pertenecía a ese organismo político pero que desempeñó varios cargos ministeriales en los últimos dos gobiernos.

"No hay ninguna duda de que vengo de la entraña propia del PRI, del que me siento profundamente orgulloso", dijo Juárez.

Meade fue tercero en una encuesta publicada el miércoles por el diario Reforma, 31 puntos porcentuales abajo del favorito Andrés Manuel López Obrador. La encuesta tuvo un margen de error de más/menos 3,6 puntos porcentuales.

El 61% de los 1.200 encuestados sostuvo que el presidente Enrique Peña Nieto intervenía en la elección, algo vedado a los presidentes mexicanos, aunque muchos lo han hecho. El período presidencial dura seis años y no hay reelección.

En discursos recientes, Peña Nieto exhortó a la gente a no dejarse llevar por la ira al votar y condenó las "políticas populistas e irresponsables", lo que muchos consideraron un ataque al izquierdista López Obrador.

López Obrador ha prometido revisar o anular varias reformas instituidas por Peña Nieto, como la apertura del sector petrolero al capital privado y la reforma educativa.

Peña Nieto dijo el miércoles que no intervenía en la política electoral. Cuando se le preguntó cómo veía las elecciones, contestó: "veo que no veo nada".

En la serie de sondeos de Reforma, el del mes pasado halló que el 59% de los encuestados dijeron que su objetivo más importante en la elección era que no gane el PRI.