Al menos siete rehenes y once terroristas murieron en el asalto final del Ejército argelino a la central de gas tomada por un grupo armado el pasado miércoles en sur de Argelia, informó una fuente oficial a la agencia de noticias estatal APS. La fuente no ofreció detalles sobre la nacionalidad de los secuestrados fallecidos.

El diario argelino El Watan aseguró que la operación militar para rescatar a los rehenes de la central de gas situada en el sureste de Argelia, ha finalizado con la muerte de los siete rehenes que permanecían retenidos por los secuestradores, que a su vez fueron abatidos. El diario, que cita fuentes oficiales, agregó que los cautivos fueron ejecutados por los doce terroristas que los retenían que, a su vez, fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.

La agencia privada Al Ajbar recibía en la mañana del sábado una llamada del líder de los terroristas, Abderrahmán Neijeri, alias Abu Doujana, en la que aseguraba que habían sembrado explosivos por todas partes, incluidos sus cuerpos, y podían activarlos en cualquier momento.

Amenazaba así con suicidarse con los rehenes ante la menor tentativa de asalto del ejército argelino. "Solo les quedan dos opciones: o relanzar las negociaciones o firmar la sentencia de muerte de los rehenes que quedan dentro del complejo", amenazó.