Irán ordena que proveedores de internet bloqueen aplicación

Las autoridades iraníes han ordenado a proveedores de servicio de internet que bloqueen el acceso a Telegram, una popular aplicación de mensajería usada por unos 40 millones de iraníes, reportó el...

Las autoridades iraníes han ordenado a proveedores de servicio de internet que bloqueen el acceso a Telegram, una popular aplicación de mensajería usada por unos 40 millones de iraníes, reportó el lunes la televisión estatal.

Según el reporte, un fiscal de Teherán ordenó que las versiones de Telegram para celulares y computadoras sean bloqueadas de tal manera que los usuarios no puedan eludirlas usando una virtual red privada, VPN por sus siglas en inglés.

La aplicación seguía funcionando el lunes por la noche. Telegram no tuvo una reacción inmediata.

El mes pasado, el jefe de la comisión parlamentaria sobre seguridad nacional y política extranjera, Alaeddin Boroujerdi, dijo que Irán bloquearía Telegram por razones de seguridad nacional. Desde entonces, muchos usuarios afiliados al gobierno han optado por alternativas locales.

La aplicación, promovida como servicio codificado de mensajería, fue usado por organizadores de protestas anti-gobierno en diciembre y enero. Unas 25 personas murieron y unas 5.000 fueron arrestadas durante las manifestaciones, que fueron las más grandes desde la disputada elección del 2009.

La aplicación fue cancelada temporalmente durante las protestas, pero algunos usuarios siguieron accesándola a través de servicios VPN e intermediarios.

Irán bloquea Facebook, Twitter y otras redes sociales, a la vez que censura otros sitios de internet. Si bien los altos funcionarios tienen acceso sin restricciones a las redes sociales, la juventud iraní y los ciudadanos con conocimientos de tecnología usan servidores intermediarios u otras alternativas para eludir los controles.

Las autoridades iraníes dicen que Telegram ha sido usada para propagar mentiras e incitar la opinión pública, y que también ha sido usada por terroristas y pornógrafos.

El gobierno ha dicho que Telegram y otras aplicaciones extranjeras de mensajería pueden obtener licencias para operar si transfieren sus bases de datos al país. Expertos en privacidad dicen que esto podría exponer más fácilmente la comunicación privada de los usuarios para que el gobierno la pueda espiar.