Pompeo viaja a Israel y lanza advertencia contra Irán

El secretario de Estado Mike Pompeo viajó el domingo a Israel donde ratificó el respaldo de Estados Unidos hacia el estado judío en su enfrentamiento con Irán. “Estados Unidos está con Israel en...

El secretario de Estado Mike Pompeo viajó el domingo a Israel donde ratificó el respaldo de Estados Unidos hacia el estado judío en su enfrentamiento con Irán.

“Estados Unidos está con Israel en esta pelea”, expresó el diplomático norteamericano al llegar.

Pompeo ha estado usando su viaje al Oriente Medio, el primero desde que está en el cargo para pedir una acción internacional concertada para castigar a Irán por sus programas de misiles.

Esa posición fue saludada por Israel, que considera a Irán la mayor amenaza a su seguridad y ha estado llamando a la comunidad internacional a revisar su acuerdo nuclear del 2015 con Teherán. Pompeo llegó a Israel tras visitar Arabia Saudí, otro fiero rival de Irán.

"Seguimos profundamente preocupados por la peligrosa escalada de las amenazas iraníes contra Israel y la ambición de Irán de dominar el Oriente Medio persiste”, dijo Pompeo tras una reunión de casi dos horas con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. “Estados Unidos está con Israel en esta pelea”.

Israel ha pedido acciones internacionales más severas contra Irán, mencionando su retórica hostil, su apoyo a grupos extremistas anti israelíes y el desarrollo de misiles de largo alcance.

Dice además que el acuerdo nuclear del 2015 no es suficiente para prevenir que Irán desarrolle armas nucleares y ha expresado preocupación creciente sobre la participación de Irán en la guerra civil en la vecina Siria. Dice que no permitirá que Irán establezca una presencia militar permanente en Siria, por temor a que sea usada para lanzar ataques.

El presidente estadounidense Donald Trump debe decidir para el 12 de mayo si el país sigue en el acuerdo nuclear. Pompeo repitió la posición de Trump de que si no puede “corregirlo, se va a retirar”.

Netanyahu saludó la posición estadounidense.

"Irán debe ser frenado, su busca de un arma nuclear debe ser frenada, su agresión debe ser frenada y estaos comprometidos a hacerlo justos”, dijo.

Netanyahu saludó además el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel y el planeado traslado de su embajada allí de Tel Aviv el 14 de mayo. Pompeo dijo que Estados Unidos está “increíblemente orgulloso” de la decisión de la embajada.

Previamente en Riad, Pompeo exhortó también a Arabia Saudí y a sus vecinos a que solucionen una disputa con Catar, que según funcionarios estadounidenses Irán está aprovechando para impulsar su influencia en la región, incluidos Yemen y Siria.

Pompeo se reunió el domingo con el rey saudí Salman, cuyo país, junto con Bahréin, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos, está enfrascado en una disputa con Catar que ha menguado la unidad árabe en el Golfo Pérsico y ha frustrado a Estados Unidos en su intento por contrarrestar la creciente influencia iraní.

Pompeo, ex director de la CIA, había llegado a Riad un día antes, poco después de que rebeldes hutis proiraníes en Yemen dispararon misiles contra la ciudad saudí Jizan, matando a una persona y subrayando lo que expertos consideran una incipiente amenaza iraní.

Funcionarios estadounidenses que viajaban con Pompeo acusaron a Irán de suministrar los misiles a los rebeldes en Yemen, y aseguraron que ello demuestra la importancia de las gestiones del gobierno de Donald Trump de contrarrestar la influencia iraní en la región. Irán es además uno de los más acérrimos aliados del presidente sirio Bashar Assad.

"Irán está desestabilizando a toda la región”, expresó Pompeo a periodistas, acompañado del canciller saudí Adel al-Jubeir. Aunque no mencionó explícitamente a Catar, manifestó que la unidad entre los países del Golfo Pérsico “es esencial”.