Ecuador: Destituyen al fiscal general en juicio político

La Asamblea de Ecuador sometió a un juicio político y destituyó al fiscal general Carlos Baca el jueves tras acusarlo de incumplimiento de sus funciones.Un total de 128 asambleístas votaron por la...

La Asamblea de Ecuador sometió a un juicio político y destituyó al fiscal general Carlos Baca el jueves tras acusarlo de incumplimiento de sus funciones.

Un total de 128 asambleístas votaron por la censura y destitución, mientras que tres se abstuvieron y seis no se presentaron. El órgano legislativo está constituido por 137 miembros.

El juicio político, que se prolongó más de 10 horas, fue propuesto por los legisladores de oposición Henry Cucalón, del partido Social Cristiano, y César Carrión, de CREO, ambos de tendencia conservadora. Para la destitución se requerían al menos 70 votos.

Baca estuvo cerca de un año en funciones y fue un colaborador cercano del expresidente Rafael Correa (2007-2017), por lo cual los legisladores también lo acusaron de estar en medio de un conflicto de intereses para seguir al frente de su despacho. Esto es debido a que en él se tramitan muchos casos de corrupción relacionados con la constructora brasileña Odebrecht y los sobornos que ésta entregó a altos funcionarios del régimen anterior, incluido el exvicepresidente Jorge Glas, quien cumple una sentencia de seis años por asociación ilícita para delinquir.

El hecho que condujo al enjuiciamiento político fue que Baca, de acuerdo con el criterio de los legisladores, manejó mal un tema delicado en el que estuvieron involucrados el entonces presidente de la Asamblea, José Serrano, y el ex contralor prófugo Carlos Pólit, este último acusado de recibir millonarios sobornos de Odebrecht.

Hace un par de meses Baca recibió una polémica grabación de una conversación telefónica entre Serrano y Pólit en la que hablaban de una oscura trama “para bajarse (quitar del camino) al fiscal (Baca)”, pero en lugar de someter a la justicia el audio como prueba, Baca lo dio a conocer en una rueda de prensa.

Ello implicó que la prueba pierda valor procesal para una acusación penal, aunque fue suficiente para que poco después Serrano fuese destituido por sus colegas en un juicio político.

El nuevo fiscal deberá ser elegido más adelante.