Fuertes e inusuales lluvias empaparon la capital egipcia y otras partes del país por segundo día consecutivo, inundando carreteras y un nuevo suburbio frondoso al este de El Cairo.

Las precipitaciones, que comenzaron el martes por la noche, hicieron que las autoridades cerraran las autopistas que conectan a la capital con otras provincias, reportó la agencia noticiosa MENA.

Partes de Egipto quedaron aisladas luego que las lluvias anegaron las calles y dañaron propiedades. Partes del camino principal de El Cairo también se cerraron por varias horas, obligando a algunos viajeros a pasar la noche en sus autos.

El frondoso suburbio de Nuevo Cairo fue el más castigado. Unos cables cayeron sobre agua empozada e hizo que algunas personas no pudieran salir de sus vehículos.

Residentes del área acaudalada del Quinto Asentamiento, en El Cairo, tomaron fotos y videos de los efectos de la inundación, techos goteando y la lluvia cayendo y luego los publicaron en las redes sociales. Algunas de estas imágenes muestran agua cayendo a través de un techo en un centro comercial. Otras imágenes muestran autos estacionados casi totalmente sumergidos en agua.

El legislador Ibrahim Hegazy pidió que las fuerzas militares rescaten a la gente del suburbio.

La policía rescató a 24 personas _21 de ellos estudiantes, el chofer y dos supervisores_ que quedaron atrapados mientras iban de viaje a una reserva natural cerca de El Cairo, dijo el Ministerio del Interior el miércoles.

Se prevé que el mal clima y las lluvias continúen esta semana, dijo el jefe de la Autoridad Meteorológica de Egipto, Ahmed Abdel-Al, al diario estatal al-Ahram.

Agregó que se espera que el tiempo mejore en todo el país a partir del viernes.