Prometen $4.400 millones en ayuda humanitaria para Siria

Donantes internacionales se comprometieron el miércoles a donar unos 4.400 millones en ayuda humanitaria para Siria y los países vecinos que acepten sus refugiados, muy por debajo de los más de 7.000...

Donantes internacionales se comprometieron el miércoles a donar unos 4.400 millones en ayuda humanitaria para Siria y los países vecinos que acepten sus refugiados, muy por debajo de los más de 7.000 millones que Naciones Unidas esperaba.

Se calcula que unas 450.000 personas han muerto en combates en Siria desde que el gobierno del presidente Bashar Assad comenzó a reprimir a los manifestantes que pedían su destitución en el 2011.

El año pasado, el Banco Mundial calculó que los daños en Siria estarían en cerca de un cuarto de billón de dólares, y grandes zonas de las tres ciudades más grandes de Siria -- Alepo, Damasco y Homs -- están en ruinas.

Después de ocho años de guerra, más de 13 millones de sirios necesitan ayuda humanitaria y alrededor de un cuarto de la población está desplazada en países vecinos como Líbano, Jordania y Turquía, de acuerdo con la ONU.

El jefe de asuntos humanitarios de la ONU Mark Lowcock describió las promesas de donaciones como un "buen comienzo" y dijo que, basado en años previos, prevé que esa cantidad aumente. Aun así, dijo que dado los fondos disponibles, la organización tendrá que ahorrarlos para usarlos en los casos más necesitados.

Lowcock agradeció a la Unión Europea, anfitrión de la conferencia en Bruselas donde participaron unos 85 delegados, pero aceptó que "nos hubiera gustado haber podido llegar a nuestra meta hoy".

"Estamos hablando de un monto grande de dinero y hay bastante presión en los inversionistas", dijo a reporteros.

"El asunto central es asegurar ... de dar prioridad a los más necesitados y más vulnerables", agregó.

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, dijo que su país proporcionará 1.000 millones de euros en nuevos fondos en 2018 y en los años posteriores.

Ahora que los combates continúan la jefa de políticas extranjeras de la UE Federica Mogherini pidió a Rusia, Irán y Turquía que usen su influencia sobre Damasco, diciendo que ellos tienen una "responsabilidad especial" para garantizar un cese de fuego y presionar a Assad a regresar a la mesa de negociaciones.

"Estamos viendo una escalada en la actividad militar, que es exactamente lo contrario" a en lo que prometieron trabajar, apuntó.