Talibanes afganos anuncian inicio de ofensiva de primavera

Los talibanes anunciaron el miércoles el inicio de su ofensiva anual de primavera en Afganistán, en un momento en que los insurgentes ya atacan y se enfrentan regularmente a las fuerzas de seguridad...

Los talibanes anunciaron el miércoles el inicio de su ofensiva anual de primavera en Afganistán, en un momento en que los insurgentes ya atacan y se enfrentan regularmente a las fuerzas de seguridad.

La ofensiva "Al Khandaq" empleará "nuevas e intrincadas tácticas” dirigidas a "aplastar, matar y capturar a invasores estadounidenses y a sus colaboradores”, dijo la milicia en un comunicado.

Tradicionalmente, el inicio de la primavera provocaba un repunte de la violencia en el país, ya el deshielo hacía que los combatientes pudiesen atravesar las montañas con más facilidad.

Pero en los últimos años, tanto los talibanes como la filial del grupo extremista Estado Islámico han perpetrado ataques casi a diario en cualquier estación del año. Los talibanes tomaron distritos en todo el país y atacan con regularidad la capital, Kabul.

Estados Unidos terminó formalmente su misión de combate en Afganistán en 2014, pero miles de soldados siguen en suelo afgano en una misión de lucha contra el terrorismo y de apoyo a las fuerzas de seguridad locales. El gobierno de Donald Trump desplegó miles de tropas adicionales para intentar cambiar el curso de la guerra más larga de Estados Unidos.

Pistoleros atacaron un puesto de control en Kabul el martes en la noche matando a tres policías afganos, dijo el comandante del distrito, Ghulam Sarwar. Ningún grupo se atribuyó la autoría del ataque. Los tres asaltantes escaparon.

Otros tres agentes fueron asesinados en un incidente similar en la provincia de Baghdis, en el oeste del país, a primera hora del miércoles, según Mohammad Naser Nazari, miembro del consejo provincial.

En la región sureña de Kandahar, un periodista local murió baleado, apuntó Zia Durrani, portavoz del jefe de la policía.

Abdul Manan Arghand, un reportero de televisión, fue abatido por dos hombres a bordo de una motocicleta cuando se dirigía a su trabajo, agregó.

Al menos 11 soldados y policías afganos fallecieron el martes, en la última jornada de una semana de asaltos insurgentes especialmente letal.