Líder mapuche chileno cesa huelga de hambre

Celestino Córdova, un líder religioso mapuche señalado por uno de los crímenes que más ha conmocionado a Chile en años recientes, puso fin el martes a 101 días de huelga de hambre a la espera de que...

Celestino Córdova, un líder religioso mapuche señalado por uno de los crímenes que más ha conmocionado a Chile en años recientes, puso fin el martes a 101 días de huelga de hambre a la espera de que el gobierno le permita abandonar la cárcel por 48 horas para realizar un rito ancestral.

Mauricio Ojeda, gobernador de Cautín, en el sur chileno, dijo que recibió una carta de puño y letra del machi --como se le llama--, quien le informó de la suspensión del ayuno iniciado el 13 de enero “esperando alguna respuesta del gobierno”.

El machi fue condenado en 2014 a 18 años de prisión por su responsabilidad en el incendio de la vivienda del matrimonio Luchsinger Mackay. Los ancianos murieron quemados vivos y Córdova fue detenido a un par de kilómetros de la residencia con una herida de bala. Expertos testificaron en el juicio que Luchsinger disparó una pistola antes de fallecer.

El líder mapuche dejó de ingerir alimentos sólidos para forzar al gobierno a que lo deje salir 48 horas de la cárcel de Temuco, 700 kilómetros al sur de Santiago, para acudir hasta su “rewe” --o altar-- para desarrollar una ceremonia religiosa ancestral.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera se opuso a las presiones y a las múltiples críticas y dijo que no conversaría con Córdova hasta que depusiera su ayuno, pese a las advertencias de que el indígena estaba en peligro de muerte. Durante su primer mandato (2010-2014), Piñera enfrentó cuatro huelgas de hambre de mapuches y no accedió a las demandas de ninguno.

De los 17 millones de personas que habitan Chile, un millón se declaran mapuches. La mayoría vive en Santiago y la Araucanía y son pacíficas, pero algunas reclaman la devolución de tierras ancestrales tomadas por el Estado chileno en un enfrentamiento que se remonta al siglo XIX. La Araucanía es también la región más pobre de Chile.