Ecuador sin contactos ni información sobre secuestrados

Ecuador no ha tenido contacto ni establecido negociaciones con los secuestradores de dos comerciantes que estarían en manos de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.El...

Ecuador no ha tenido contacto ni establecido negociaciones con los secuestradores de dos comerciantes que estarían en manos de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El ministro del Interior, César Navas, afirmó que desde el contacto inicial hace una semana no ha habido novedades, lo que “muestra claramente que no existe voluntad por parte de ellos (los captores) de llegar a un punto de negociación”.

En declaraciones a la red de televisión Teleamazonas añadió que “hemos tratado de hacer un contacto o un acercamiento con estos delincuentes... (pero) han suspendido totalmente las comunicaciones”.

Hace una semana dos humildes comerciantes fueron secuestrados en la zona de Mataje, 175 kilómetros al noroeste de Quito y en plena frontera entre Ecuador y Colombia.

Según las autoridades los raptores pertenecen al grupo liderado por alias “Guacho” -que domina el sur colombiano cerca del océano Pacífico- que secuestró y asesinó a un equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio.

Acerca de la recuperación de los cuerpos de los dos comunicadores y el chofer de ese equipo Navas dijo que no ha habido avances a pesar de las gestiones de Ecuador con organismos como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El ministro de Defensa colombiano Luis Carlos Villegas dijo en rueda de prensa que las fuerzas militares están a la espera de las disposiciones del CICR para recuperar los cuerpos.

“Haremos lo que nos diga la Cruz Roja. Los protocolos están firmados y ustedes saben que durante muchos años entre el CICR y el Ministerio de la Defensa ha habido una colaboración muy eficaz derivada de la confianza por esa organización y hacer lo que nos pidan para que las familias de los tres secuestrados y asesinados puedan hacer su duelo”, señaló Villegas.

Las autoridades ecuatorianas mantienen alrededor de 12.000 efectivos del ejército y la policía en esa zonza limítrofe debido a la violencia desatada desde enero, cuando un atentado con un carro bomba causó la destrucción de un 95% de un cuartel policial y una decena de ataques posteriores dejaron cuatro militares muertos.

Ambos países comparten alrededor de 640 kilómetros de frontera que van desde el Pacífico hasta la Amazonia, donde por el lado colombiano actúan con relativa libertad bandas armadas de delincuentes y narcotraficantes que suelen usar al territorio ecuatoriano para abastecimiento y descanso.

--------

El corresponsal en Bogotá, César García, colaboró en esta nota.