Brasil: Senador irá a juicio por cargos de corrupción

Los jueces del Supremo Tribunal Federal de Brasil decidieron el martes que un poderoso senador que perdió por escaso margen las pasadas elecciones presidenciales, debe enfrentar juicio por cargos de...

Los jueces del Supremo Tribunal Federal de Brasil decidieron el martes que un poderoso senador que perdió por escaso margen las pasadas elecciones presidenciales, debe enfrentar juicio por cargos de corrupción y obstrucción de la justicia.

El fallo en contra del senador Aecio Neves es un gran paso en las investigaciones de corrupción en Brasil y será aplaudido por muchos miembros de la izquierda, quienes sienten que a menudo se les da indulgencia a los políticos conservadores.

Neves es un aliado crucial del presidente conservador Michel Temer, y una poderosa figura en el Congreso. Fue candidato presidencial por el Partido de la Social Democracia Brasileña en 2014, en donde fue derrotado por Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores. Posteriormente, Rousseff fue destituida por el Congreso por una supuesta violación de las reglas financieras, y fue reemplazada por Temer.

Los fiscales acusan a Neves de solicitar un soborno por más de 580.000 dólares al magnate de las empaquetadoras de carne, Joesley Batista, a cambio de favores políticos. Neves también está acusado de obstrucción de la justicia por supuestamente intentar obstaculizar la “Operación Autolavado” contra la corrupción. El senador refuta las acusaciones.

Los cinco jueces del llamado primer panel del tribunal votaron por aceptar la acusación de corrupción contra Neves, mientras que cuatro de ellos admitieron el cargo de obstrucción. Se requiere de una mayoría para proseguir, y Neves irá a juicio por ambas acusaciones. También se aceptaron cargos contra cómplices por el supuesto soborno.

Antes de la votación de los jueces, el fiscal Carlos Alberto Carvalho de Vilhena dijo al tribunal que había “suficientes indicios de materialidad y autoría” contra Neves y otros implicados, según la cuenta de Twitter del Supremo Tribunal Federal.

El caso de la fiscalía se basa en una conversación que grabó Batista, en donde él y Neves discutieron el intercambio de dinero. Posteriormente, los investigadores grabaron la entrega de los fondos.

El senador señala que el dinero era un préstamo de Batista, el exdirector de la empacadora JBS, y afirma que no realizó ningún servicio a cambio.

Poco después de la decisión del martes, Neves dijo a la prensa que recibió las noticias “con toda calma”, según reportes de la prensa brasileña.

“Ahora, tendré la oportunidad que no había tenido hasta ahora de demostrar con toda claridad y definitivamente la plena rectitud de mis actos”, citaron los medios.

La grabación, que varios medios de comunicación difundieron, indignó a muchos brasileños, que creen que Neves fue sorprendido en flagrancia.

Para muchos, especialmente de izquierda, Neves ha sido un símbolo de lo que perciben como justicia desigual. Se quejan que Neves continúa libre y en su cargo a pesar de la grabación, mientras que el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores, ya fue enjuiciado y encarcelado por otro caso de corrupción.

Debido a que Neves es senador, cualquier caso en su contra debía ser aceptado y escuchado por el Supremo Tribunal, lo que a menudo desacelera el proceso legal debido al retraso de casos en la máxima corte. Neves también enfrenta otras acusaciones.

Lula, quien dejó la presidencia en 2010 después de dos periodos, fue enjuiciado en cortes normales. También enfrenta otros cargos, que asegura que son falsos y que tienen como fin evitar que se postule nuevamente a la presidencia en las elecciones de octubre próximo.