Alrededor del 30% de los vuelos de Air France previstos para el martes quedarán en tierra por una nueva jornada de huelga derivada de una disputa salarial.

Este es el octavo paro de las tripulaciones y el personal de tierra desde febrero. Los empleados de la aerolínea piden un aumento del 6% sobre unos salarios que están congelados desde 2011.

La dirección de Air France ofreció el lunes un incremento del 2% para este año seguido de una subida total del 5% en los tres próximos años. Los sindicatos tienen de plazo hasta el final de esta semana para aceptar la oferta de la empresa.

El principal sindicato de pilotos, SNPL Air France, dijo el martes que la oferta no cumple sus demandas.

A consecuencia de la protesta se cancelarán alrededor del 45% de los vuelos de larga distancia, además del 35% de trayectos de media distancia con salida y llegada en París.