Israel informó el lunes que sancionará a los dueños de los autobuses de la Franja de Gaza que fueron utilizados para transportar a los activistas de Hamas a las manifestaciones en la frontera.

El director del COGAT, el organismo militar israelí que supervisa los asuntos de los palestinos, escribió en su página de Facebook que 14 compañías ignoraron las advertencias y transportaron a manifestantes “violentos”. El mayor general Yoav Mordechai dijo el lunes que tanto a ellos como a sus familias se les negarán “privilegios” extras y sus vínculos con Israel serán “cancelados”. No proporcionó más detalles.

Hamas, que controla la Franja de Gaza, ha convocado a una campaña de protestas masivas en la frontera con Israel para resaltar el bloqueo egipcio e israelí en el territorio.

Por su parte, Israel ha advertido que no tolerará ataques en su frontera o intentos de infiltraciones en su territorio. Desde que comenzaron las protestas el 30 de marzo, 28 palestinos han muerto y más de 1.500 han resultado heridos.