El máximo tribunal de apelaciones de Egipto ratificó el domingo las penas de muerte otorgadas a cuatro personas acusadas de un “complot terrorista” contra las fuerzas de seguridad y otras instituciones.

El tribunal además rechazó la apelación de otros 14 acusados por penas de 15 años de cárcel, en base a acusaciones de membresía en un grupo proscrito, una alusión a la Hermandad Musulmana. Ese veredicto es final.

Seis acusados en ese caso fueron sentenciados in absentia a cadena perpetua. Siguen prófugos y volverán a ser enjuiciados si son capturados.

Egipto ha lanzado una ofensiva contra los islamistas desde que las fuerzas armadas derrocaron al presidente Mohamed Morsi, quien es de ese movimiento, en el 2013.

Desde entonces cientos de islamistas, entre ellos miembros de la Hermandad, han sido sentenciados a muerte, y las autoridades han aplicado docenas de ejecuciones.