Autoridades del condado de Lake informaron que un hombre del centro de Florida se recupera de las heridas sufridas tras ser atacado por un oso en su patio.

El oso saltó y lo atacó, luego lo mordió y trató de arrastrarlo a la calle Josh Hennessey, de 36 años, fue atendido en un hospital por heridas menores tras el ataque de un oso frente a su casa móvil de la localidad de Sorrento, cerca de Orlando, el jueves pasado, informó la oficina del alguacil del condado de Lake.

Hennessey dijo que estaba sentado en el patio cuando oyó un rugir en algunos arbustos cercanos. Fue a investigar, y el oso saltó y lo atacó, luego lo mordió y trató de arrastrarlo a la calle.

Este es el segundo ataque desde diciembre en el centro de Florida, luego de que una mujer fue severamente herida en el condado Seminole.

La línea de alerta de osos en Florida tuvo 6,700 quejas en el 2013, el mayor número en la historia. La mayoría de las llamadas provinieron del centro del estado.

Ante el incremento de los ataques, autoridades de Conservación de Vida Silvestre planean reunirse con la población de las zonas con mayor presencia de osos para discutir una estrategia. Los osos son atraídos por desperdicios, basura y alimentos de mascotas.