Pruebas preliminares indicaron que 13 trabajadores fueron expuestos a radiación durante una fuga reciente en el basurero nuclear subterráneo del país en el sureste de Nuevo México, informó el miércoles el Departamento de Energía.

Fueron sometidos a análisis antes de poder abandonar el lugar La dependencia indicó en un comunicado de prensa que los trabajadores han sido avisados sobre los resultados positivos y que se realizarán más análisis. La agencia se negó a proporcionar más información sobre el alcance de la posible exposición hasta una conferencia de prensa programada para el jueves por la tarde.

Los funcionarios dijeron que todos los empleados que estaban trabajando en la Planta Piloto para el Aislamiento de Residuos cerca de Carlsbad durante la noche del 14 de febrero fueron sometidos a análisis para contaminación externa antes de poder abandonar el lugar. Pero las muestras biológicas también fueron analizadas para posible exposición por inhalación de partículas radiactivas.

Los niveles elevados de radiación también fueron detectados en el aire alrededor de la planta, pero los funcionarios dijeron que no existe una amenaza a la salud pública.