Un condado del sur de Colorado, donde hay dos tiendas de marihuana recreativa, se volvió el primero del estado en reportar impuestos relacionados con el negocio legal más reciente en el estado.

Estas ventas produjeron alrededor de 56,000 dólares en impuestos locales a las ventas Las autoridades financieras del condado de Pueblo anunciaron el lunes que sus dos tiendas registraron alrededor de un millón de dólares en ventas totales en enero, que produjeron alrededor de 56,000 dólares en impuestos locales a las ventas.

El condado de Pueblo es el único lugar entre Denver y los límites con el estado de Nuevo México que permite actualmente la operación de tiendas de marihuana recreativa. A estas dos tiendas se sumaron tres que abrieron sus puertas en febrero.

"Reconocemos que los ojos del mundo nos miran y nos sentimos orgullosos de haber erigido un entorno regulador sólido en el condado de Pueblo", dijo el martes en un comunicado el comisionado del condado Sal Pace.

El secretario de gobierno de Pueblo, Gilbert Bo Ortiz, ha calculado que la venta legal de marihuana le generará al condado unos 670,000 dólares en ingresos fiscales nuevos este año.

Si las ventas en Pueblo continúan al ritmo de enero, el comercio de marihuana en el condado sumará unos 11.2 millones de dólares en ventas brutas en 2014, proyectó Ortiz. El presupuesto total del condado es de aproximadamente 165 millones de dólares al año.

Más de 160 tiendas con licencia

Colorado tiene más de 160 tiendas con licencia para la venta de marihuana recreativa, las cuales debían declarar impuestos a las ventas el 20 de febrero. La mayoría de las tiendas están en el condado de Denver, que aún no había reportado su recaudación tributaria de enero.

El condado de Pueblo fue el primer gobierno local en hacer públicos los totales de impuestos a la venta de marihuana recreativa. Se espera que los totales del estado se conozcan a principios del mes próximo.

Durante una reunión de finanzas del condado el lunes, los funcionarios de Pueblo bromearon sobre la recaudación tributaria por la venta de marihuana.

"La ironía es que los únicos ingresos nuevos que hemos recibido son por la marihuana, y sin embargo, aún no podemos construir un nuevo edificio judicial", bromeó el comisionado Liane "Buffie" McFadyen, según una nota publicada el martes en el periódico Chieftain, de Pueblo. El director de Presupuesto y Finanzas del condado, Cal Hamler, respondió: "Vamos a tener que vender más hierba".