Desacuerdos entre rebeldes frustran evacuación en Siria

La evacuación de personas en una población en manos de rebeldes cerca de la capital de Siria se suspendió el jueves debido a discrepancias entre los insurgentes sobre si parte del acuerdo implicaba...

La evacuación de personas en una población en manos de rebeldes cerca de la capital de Siria se suspendió el jueves debido a discrepancias entre los insurgentes sobre si parte del acuerdo implicaba deponer las armas o no.

Hace pocos días cientos de rebeldes y sus familiares fueron evacuados de Douma y llevados a zonas del norte del país como parte de un acuerdo de capitulación tras una intensa ofensiva de las fuerzas oficialistas.

Pero la agencia noticiosa SANA reportó que hubo desacuerdos entre las filas del grupo rebelde Ejército del Islam, y que muchos autobuses que entraron al sector el jueves salieron sin pasajeros.

Douma es el último reducto que le queda a los rebeldes en Ghouta Oriental, en Damasco. Otros grupos rebeldes han accedido a reubicarse al norte tras la ofensiva de las fuerzas oficialistas, apoyadas por fuerzas rusas, en febrero y marzo que mató a cientos de personas y redujo toda la zona a escombros.

El Ejército del Islam al parecer llegó a un acuerdo con Rusia para trasladarse a zonas del norte del país controladas por fueras opositoras aliadas con Turquía. El miércoles, 650 combatientes y civiles, escoltados por la Media Luna Roja, salieron de Douma rumbo a Jarablus, un poblado del norte de Siria, reportaron activistas y la agencia noticiosa SANA.

El Ejército del Islam nunca ha confirmado la existencia del acuerdo. Cunden rumores de que hay disenso entre sus filas sobre si salir de Douma o no, y de que algunas unidades han jurado quedarse y seguir luchando.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización con sede en Gran Bretaña que se dedica a monitorear el conflicto, dijo que la evacuación se suspendió debido a medidas tomadas por tropas turcas en los sectores donde los rebeldes iban llegando. Calculó que hay unos 14.000 efectivos del Ejército del Islam en Douma y en la cercana región de Qalamoun.

El jueves un reportero de la televisión siria, en una zona cerca de Douma, dijo que ningún militante del Ejército del Islam había salido de allí ese día, y los que habían salido los últimos tres días eran de otros grupos.

El Ejército del Islam, apoyado por Arabia Saudí y que cuenta con profundas raíces en los suburbios del este de Damasco, se ha mantenido firme las semanas recientes a pesar de que otras agrupaciones en Ghouta Oriental han llegado a acuerdos para trasladarse al norte. Los rebeldes denuncian que ello equivale a un desplazamiento forzoso, pero muchos se han rendido tras años de asedio e intensos bombardeos.