El Ministerio del Interior de Ucrania anunció este lunes que se ha iniciado un proceso penal contra el depuesto presidente Víktor Yanukovich por "asesinato masivo" y se ha dictado contra el orden de búsqueda y captura, en un país que intenta volver a la normalidad después del cambio de gobierno.

"Se ha abierto un proceso penal por asesinato masivo de ciudadanos pacíficos. Yanukovich y otros ex altos cargos están en busca y captura", escribió en Facebook el titular de esa cartera, Asdén Avákov.

El expresidente Yanukovich permanece en paradero desconocido desde que el Parlamento aprobó el pasado sábado, 22 de febrero, su destitución por dejación de sus funciones constitucionales y por "violaciones masivas de los Derechos Humanos". La Rada Suprema ratificó ese mismo día la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 25 de mayo.

En paradero desconocido

Poco antes, el Servicio de Seguridad (antiguo KGB) de Ucrania señaló que no sabe dónde se encuentra el depuesto Yanukóvich, aunque cree que sigue en el país.

"En este momento, Yanukóvich no está detenido, y todavía no se ha determinado su paradero", dijo una fuente del servicio secreto a la agencia local Ukrinform, desmintiendo así rumores que circularon esta noche por las redes sociales acerca de que el exmandatario había sido arrestado en Crimea (sur del país).

El grupo parlamentario de su Partido de las Regiones le culpó, en una declaración institucional, de la situación creadaLa fuente también desmintió los rumores de que Yanukóvich se dispone a huir de Ucrania por vía marítima, desde el puerto de Sebastopol.

Según informaron las autoridades ucranianas este fin de semana, el expresidente, que el sábado fue destituido por el Parlamento por "dejación de sus funciones", trató de salir del país en un avión privado, pero el vuelo no fue autorizado por la guardia de fronteras.

Desde entonces, y tras haber denunciado que el Ucrania no ha habido una revolución sino un golpe de Estado, Yanukóvich se encuentra en paradero desconocido, mientras el grupo parlamentario de su Partido de las Regiones le culpó, en una declaración institucional, de la situación creada.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores ucraniano también niega que su antiguo titular, Leonid Kozhara, destituido por el legislativo, haya abandonado el país llevándose consigo importantes documentos.

"Toda la documentación financiera del Ministerio de Exteriores está en su sitio en condiciones normales", dijo el servicio de prensa de la cancillería, citando al viceministro de Exteriores Andrei Olefírov.

El Parlamento ucraniano, controlado por los antiguos opositores después de que esta semana numerosos legisladores de la fracción gubernamental se pasaran de bando, aceleró el fin de semana los cambios institucionales postrevolucionarios y nombró jefe de Estado interino a Alexandr Turchínov, nombrado antes presidente del legislativo.