Maestros en Puerto Rico demandan a la autoridad educativa

Un sindicato de maestros en Puerto Rico demandó el martes al Departamento de Educación de la isla a fin de impedir la creación de escuelas “chárter” y la entrega de vales para estudiar en escuelas...

Un sindicato de maestros en Puerto Rico demandó el martes al Departamento de Educación de la isla a fin de impedir la creación de escuelas “chárter” y la entrega de vales para estudiar en escuelas privadas como lo prevé una reforma al sistema educativo local.

La demanda presentada por la Asociación de Maestros de Puerto Rico, que representa a unos 30.000 profesores, considera inconstitucional la utilización de fondos públicos o propiedad pública para beneficio de las escuelas privadas.

“Llamar públicas a las escuelas alianza cuando las mismas van (a ser) administradas, dirigidas y controladas por manos privadas es una contradicción claramente ilegal e inconstitucional”, dijo la presidenta de la Asociación de Maestros, Aída Díaz, en referencia a las escuelas “chárter”.

Este tipo de escuelas son planteles públicos operados en forma independiente, a los cuales se les da mayor flexibilidad en sus operaciones a cambio de que presenten un mejor desempeño entre sus alumnos a la hora de rendir cuentas

La portavoz del Departamento de Educación, Yolanda Rosaly, dijo que la agencia no haría declaraciones por el momento.

El secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario, dijo en un comunicado que el gobierno impugnará la demanda y seguirá adelante con la reforma educativa que abarca las 1.110 escuelas públicas en Puerto Rico, las cuales tienen 319.000 estudiantes.

“Estábamos seguros que tendríamos oposición de algunos sectores que resisten esos cambios que tanto necesitamos”, agregó.

La demanda fue presentada menos de una semana después de que el gobernador Ricardo Rosselló firmó la iniciativa para poner en marcha el programa piloto de las escuelas “chárter” en 10% de las escuelas y la entrega de vales para estudiar en escuelas privadas a 3% de los alumnos a partir del ciclo escolar 2019-2020.

Con la reforma se pretende reestructurar la educación pública, que enfrenta desde hace mucho tiempo problemas de burocracia y disminución de sus recursos en medio de una recesión que ha durado 11 años. La iniciativa firmada el jueves tiene como propósito descentralizar al Departamento de Educación, garantizar que 70% de su presupuesto llegue a las escuelas y conceder a los maestros su primer incremento salarial en una década a partir del año entrante.

El gobierno de la isla también tiene previsto cerrar unas 300 escuelas a partir del 2019.

En Puerto Rico, la matrícula escolar ha disminuido en 78.000 estudiantes en los últimos cuatro años en medio de la crisis económica, y las autoridades prevén que perderá otros 54.000 alumnos en los próximos cuatro años. Más de 25.000 estudiantes se han ido desde septiembre, cuando el huracán María azotó Puerto Rico.