Plantean en California modificar respuesta policial letal

Varios legisladores estatales y los familiares de un hombre negro muerto a tiros por la policía, propusieron el martes que California sea el primer estado en restringir significativamente el momento...

Varios legisladores estatales y los familiares de un hombre negro muerto a tiros por la policía, propusieron el martes que California sea el primer estado en restringir significativamente el momento en que las fuerzas del orden puedan abrir fuego.

La reforma propuesta cambiaría la actual regla “fuerza razonable” a “fuerza necesaria”.

Eso significa que los agentes sólo podrán disparar si “no hay otra alternativa razonable al uso de la fuerza letal” para evitar posibles lesiones serias o la muerte, dijo Lizzie Buchen, activista de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), cuya organización está entre los grupos que apoyan la propuesta de ley.

El objetivo es motivar a los agentes a evitar confrontaciones o a utilizar armas menos letales, dijo Terry Schanz, vocero del legislador de Sacramento, Kevin McCarty, coautor de la propuesta de ley con su colega demócrata Shirley Weber de San Diego.

La propuesta llega luego de que dos policías de Sacramento persiguieron a Stephon Clark, de 22 años, por sospecha de robo de autos, hasta el patio de sus abuelos. Dijeron que le dispararon porque pensaban que tenía un arma de fuego, pero los investigadores sólo encontraron un teléfono celular.

En California es inusual que un policía sea acusado luego de un tiroteo y más inusual aún que sea condenado. Con frecuencia es bajo la doctrina de temor razonable: si un fiscal o el jurado considera que los agentes tienen un motivo para temer por su seguridad, pueden aumentar la fuerza hasta llegar a la fuerza letal.

La ley propuesta requeriría que los agentes retrasen la confrontación con el sospechoso que teman que esté armado hasta que lleguen respaldos, por ejemplo, o a dar advertencias verbales específicas de que matarán al sospechoso al menos que suelte el arma, dijo Buchen.

Policías mataron a tiros a 162 personas en California el año pasado, sólo la mitad de ellos portaba armas de fuego, según los legisladores. Citaron estudios que demuestran que es más probable que mueran negros que blancos en tiroteos policiales.