Capitolio de Nevada
Entrada del Capitolio Estatal del estado de Nevada. WIKIPEDIA

El estado de Nevada aceptó pagar 99.999 dólares para poner fin a una demanda presentada por una agente hispana de la policía del Congreso estatal que aseguró ser víctima de discriminación sexual y por edad.

En la queja que presentó Alice Valdez en septiembre ante la corte distrital de Carson City acusa a cinco agentes de acosarla y de no poder hacer su trabajo porque era mujer.

Este habría sido un caso largo y costoso, mucho más costo que el arreglo

Bajo el acuerdo presentado el viernes, el estado y cinco policías negaron las acusaciones pero aceptaron arreglarse.

El acuerdo "alcanza una pizca de justicia y ahorrará dinero a los contribuyentes", dijo Jeffrey Dickerson, abogado de la agente, al periódico Las Vegas Sun . "Este habría sido un caso largo y costoso, mucho más costo que el arreglo".

Valdez dijo que los policías le dijeron que no podía hacer su trabajo y que mejor debería ser "ama de casa" o "buscar un empleo en McDonald's".

La demanda también señala que ella fue sujeto de comentarios y conductas lascivas y de preguntas inapropiadas sobre si su edad le impedía trabajar.

Valdez tiene poco más de 40 años, de acuerdo con la demanda.

La acusación agrega que el acoso sexual fue observado por otros agentes, personal del gobierno y otras personas y no se hizo nada cuando ella se quejó con sus superiores.

El sargento Ed "Mike" Rubio fue despedido y los otros, William Walker, Christian Normandy, Chris Aranyos y Richard Mraz, recibieron sanciones menores.

Valdez señaló en la demanda que ella es una de cuatro mujeres en la fuerza que proveen seguridad a las autoridades electas de Nevada y la mansión del gobernador.