Rusia arresta a empresario en supuesta lucha anticorrupción

Rusia rechazó el lunes acusaciones de que el arresto de un influyente empresario sea un intento de confiscarle su compañía.Ziyavudin Magomedov, cuyo valor asciende a 1.400 millones de dólares según...

Rusia rechazó el lunes acusaciones de que el arresto de un influyente empresario sea un intento de confiscarle su compañía.

Ziyavudin Magomedov, cuyo valor asciende a 1.400 millones de dólares según la revista Forbes, fue arrestado el sábado junto con su hermano y el tribunal se negó a dejarlo en libertad bajo fianza de 2.500 millones de rublos (44 millones de dólares), el valor que según la policía él defraudó al gobierno mediante contratos de infraestructura.

El empresario de 49 años de edad, originario de la región de Daguestán, es propietario de Summa, un conglomerado de compañías energéticas, de infraestructura, construcción y agricultura. Se le considera parte del círculo del primer ministro Dmitry Medvedev, el ex presidente que ahora cuenta con el apoyo del presidente Vladimir Putin.

Al igual que muchos otros magnates cercanos a funcionarios del gobierno, Magomedov ha recibido jugosos contratos para construir infraestructura como por ejemplo los edificios para el Mundial de Fútbol.

En años recientes, Magomedov ha estado invirtiendo en empresas incipientes. Fue uno de los primeros inversionistas en el proyecto de trenes de alta velocidad de Richard Branson, llamado “Hyperloop One”, y actualmente funge en su junta directiva.

El arresto de los hermanos bajo acusaciones de ser parte de una “banda criminal” ha despertado denuncias de que han caído víctimas de alguna pugna interna en el Kremlin con el fin de despojarlos de su empresa. De ser hallados culpables, podrían ser sentenciados a cadena perpetua.

El portavoz oficial del gobierno Dmitry Peskov rechazó esas conjeturas el lunes, asegurando que el arresto es parte de la campaña del gobierno de luchar contra la corrupción. “No es un caso singular”, aseveró.

El sorpresivo arresto de Magomedov, quien negó las acusaciones en el tribunal el sábado, tiene cierta similitud con el arresto de otro multimillonario llamado Vladimir Yevtushenkov en el 2014.

Yevtushenkov estuvo bajo arresto domiciliario por sospecha de lavado de dinero por la compra de la empresa petrolera Bashneft, que la compañía estatal Rosneft siempre deseó tener. El empresario fue dejado en libertad, y las acusaciones fueron descartadas, meses después cuando Bashneft fue renacionalizada.