Viktor Yanukovich
El presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, en un discurso televisado donde ha descartado dimitir. YOUTUBE

Ucrania ha dado este sábado los primeros pasos para la formación de un Gobierno interino, posiblemente sin el presidente Yanukovich, que ha dejado la capital y ha viajado al este, pocas horas antes de que la Rada Suprema (Parlamento) decidiera destituir a Yanukovich, por "abandono de sus funciones constitucionales" y convocó elecciones presidenciales anticipadas para el próximo 25 de mayo.

Alexandr Turchinov, dirigente del partido Batkivshina (Patria), liderado por la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, ha sido elegido como primer ministro interino —con 314 de los 450 diputados a favor del nombramiento— y también como presidente del parlamento —la Rada Suprema—, en sustitución de Vladimir Ribak, que este mismo sábado dimitió de su cargo por motivos de salud. En la votación para ser elegido presidente del parlamento recibió el respaldo de 288 legisladores y ningún voto en contra.

El diputado de oposición Arsen Avakov ha sido elegido como nuevo ministro del Interior en funciones hasta la designación de un Gobierno de unidad. Avakov ha sido validado con 275 votos a favor en la Rada Suprema y sustituye en el cargo a Vitaly Zakharchenko, cuyo cese fue aprobado este viernes por el Parlamento.

Todos estos acontecimientos tienen lugar un día después de que Viktor Yanukovich firmara para poner fin a la crisis que vive desde hace tres meses el país, y que incluía la convocatoria de elecciones anticipadas, la vuelta a la Constitución de 2004 y la formación de un Gobierno de coalición.

Liberan a Timoshenko

Por otro lado, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aprobó una resolución para "cumplir los compromisos internacionales" de poner en libertad a la ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko, condenada en 2011 a siete años de cárcel por abuso de poder.

Su hija, Yevgenia Timoshenko, tiene previsto encontrarse con su madre en cuanto sea liberada.

Yanukovich no dimite

Mientras tanto, el presidente ucraniano abandonó durante la noche de este viernes la capital para viajar a la ciudad oriental de Járkov.

Desde allí pronunció un discurso televisado en el que ha descartado dimitir y ha calificado los cambios políticos en el país de "golpe de Estado".

Toma pacífica de las administraciones

Las autodefensas del Maidán, punta de lanza de la resistencia a la policía durante los graves disturbios de esta semana en Ucrania, se han hecho con el control de las calles del centro de Kiev y de los accesos a todas las administraciones del Estado, incluido el palacio presidencial.

Además, manifestantes opositores tomaron el territorio de Mezhigorie, la residencia campestre del presidente, Viktor Yanukovich, situada a unos 20 kilómetros al norte de la capital, y permitieron el acceso a su interior de varios periodistas.

En Kiev, pequeños grupos de manifestantes armados vigilan y controlan los accesos a la Rada Suprema

En Kiev, pequeños grupos de manifestantes armados y protegidos con cascos, vigilan y controlan los accesos a la Rada Suprema (Parlamento), la sede del Gobierno y la administración presidencial. Todos estos edificios se encuentran situados en el llamado barrio gubernamental, escenario de los recientes disturbios y protegido hasta este viernes por las fuerzas de seguridad del Estado.

En Mezhigorie, la guardia de la residencia, que vigila el acceso junto a varios activistas del Maidán, indicaron que el inmueble, propiedad de uno de los miembros del entorno del presidente, podrá ser visitado libremente por el público. Decenas de ciudadanos se han acercado a la residencia presidencial a la espera de que abran el acceso a su interior.

Las fuerzas de seguridad respaldan a los manifestantes

Responsables de las cuatro ramas de los cuerpos de seguridad del Estado ucraniano, incluida la unidad antidisturbios Berkut y los equipos especiales Alfa, han comparecido este sábado ante las cámaras en el Parlamento para garantizar que no entrarán en conflicto con los deseos del pueblo.

Los Alfa y los Berkut, así como la unidad de Paracaidistas del Ejército y la Inteligencia Militar han asegurado que "están de parte del pueblo", según hicieron saber en su breve declaración recogida por el canal parlamentario 112 Ucrania.