Rafael Ramírez, el ministro de Petróleo y Minería de Venezuela,  ha anunciado que el Gobierno de ese país suspenderá el suministro de gasolina "en las zonas bajo el asedio fascista a fin de preservar la seguridad de todos".

El anuncio obedece a la ola de protestas que recorre Venezuela desde el pasado 12 de febrero, cuando simpatizantes y detractores del Gobierno se enfrentaron en Caracas con la crisis económica y la inseguridad ciudadana como telón de fondo y que desde entonces ha dejado ocho fallecidos.

Los enfrentamientos por las protestas en Venezuela han dejado ya ocho fallecidos Ramírez ha explicado que "se tiene información de que las bandas fascistas pretenden atacar las estaciones de servicio y el transporte de combustible". "Toda Petróleos de Venezuela SA está en alerta ante los planes del fascismo de atacar estaciones y transportes", ha escrito este viernes en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El también presidente de la compañía pública ha denunciado que "a las bandas fascistas, desesperadas en su violencia, no les importa afectar al ciudadano". "Tomaremos todas las medidas para preservar la paz", ha afirmado.

HRW condena los "excesos"

La organización Human Rights Watch ha condenado los "excesos" contra los manifestantes durante las protestas de los últimos días en Venezuela y la "censura" y amenazas a los medios de comunicación.  "El Gobierno ha adoptado abiertamente las tácticas habituales de los regímenes autoritarios, y ha encarcelado a opositores, censurado medios de comunicación e intimidado a la sociedad civil", según el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco.

Las fuerzas de seguridad han cometido "excesos" contra los manifestantes "en múltiples ocasiones" La organización denunció que fuerzas de seguridad han cometido "excesos" contra los manifestantes "en múltiples ocasiones" durante las protestas, además, de "censurar" a medios de noticias y amenazar con perseguir penalmente a medios privados.

El grupo dijo haber recibido "denuncias serias" de defensores de derechos humanos que indican que las fuerzas de seguridad, en particular la Guardia Nacional Bolivariana, han golpeado o disparado a manifestantes desarmados en Caracas y otras partes del país. También ha asegurado que "muchos manifestantes" han sufrido abusos mientras estuvieron detenidos , desde abusos físicos o amenazas a agresiones sexuales.

Retiran las acreditaciones a la CNN

La cadena CNN informó este viernes de que el Gobierno de Venezuela ha comunicado este jueves a su corresponsal en Caracas, Osmary Hernández, que se le ha revocado el permiso de trabajo "como corresponsal acreditada". Según explicó el propio Nicolás Maduro, "nadie va a venir desde el exterior a tratar de perturbar el clima psicológico de Venezuela".

Seguiremos informando sobre Venezuela de forma justa, acertada y equilibrada En un comunicado, la CNN explicó que la retirada del permiso de trabajo afecta también a la presentadora Patricia Janiot y a su productora, quienes se encontraban haciendo un programa especial para este jueves. También ha sido revocado el permiso de Rafael Romo, de CNN Internacional, según el comunicado de la cadena.

La cadena señala que "el presidente Nicolás Maduro anunció el jueves en cadena de televisión que se iniciaría el proceso de retirar del aire la señal de CNN en Español, pero no hemos recibido notificación oficial del órgano regulador".

Desde que estallaron las protestas ciudadanas en Venezuela "CNN en Español ha reportado ambos lados de la tensa situación que vive Venezuela, aún con acceso muy limitado a funcionarios del Gobierno". De hecho, Patricia Janiot "estaba tramitando una entrevista con el presidente Maduro".

"Esperamos que el Gobierno reconsidere su decisión. Mientras tanto seguiremos informando sobre Venezuela de la forma justa, acertada y equilibrada que nos caracteriza como empresa periodística", concluye el comunicado.