Buscan que Trump declare sobre pago hecho a actriz porno

El abogado de una actriz porno que asegura haber tenido relaciones sexuales con Donald Trump presentó el miércoles una moción para obligar al mandatario y su abogado a declarar. En documentos...

El abogado de una actriz porno que asegura haber tenido relaciones sexuales con Donald Trump presentó el miércoles una moción para obligar al mandatario y su abogado a declarar.

En documentos presentados en la corte federal de distrito de California, Michael Avenatti, busca que Trump y su abogado Michael Cohen declaren sobre el pago de 130.000 dólares hecho a Stormy Daniels antes de la elección presidencial de 2016.

Avenatti quiere interrogar a los dos durante "no más de dos horas". En el documento judicial, el abogado dice que las declaraciones se necesitan para establecer si el presidente sabía del pago y si lo autorizó.

"Estamos buscando respuestas juradas del presidente y del señor Cohen sobre lo que ellos sabían, cuándo lo supieron y qué hicieron al respecto", dijo Avenatti a The Associated Press.

Aunque reconoció que "en cada caso uno siempre está abierto a un arreglo" fuera de las cortes, Avenatti dijo que "en este punto no veo cómo pueda solucionarse así este caso".

Cohen ha dicho que pagó 130.000 dólares de su propio bolsillo y que Trump nunca tuvo relaciones sexuales con la actriz porno.

En declaraciones para CBS, el abogado de Cohen, David Schwartz, dijo que la solicitud para presentarse a declarar representa un "uso imprudente del sistema legal para seguir inflando el ego de Michael Avenatti y seguir siendo relevante".

El 30 de abril hay una audiencia con el juez James Otero en la corte federal de distrito en Los Ángeles.

Como antecedente, la moción hace referencia al hecho de que el expresidente Bill Clinton acudió a declarar mientras estaba en el cargo en 1998 durante la demanda de acoso sexual presentada por Paula Jones. Eso sucedió después de que la Corte Suprema falló que un mandatario en funciones no es inmune a la litigación civil sobre algo que sucediera antes de asumir el cargo y no estuviera relacionado con la oficina.

Un juez desestimó el caso de Jones, pero apelaron. La apelación seguía pendiente cuando Clinton aceptó pagar 850.000 dólares a Jones para cerrar el caso fuera de las cortes, pero el político demócrata nunca admitió haber actuado incorrectamente.