Parlamento de Myanmar elige a leal a Suu Kyi como presidente

El parlamento de Myanmar eligió el miércoles a Win Myint, un político leal a Aung San Suu Kyi, como nuevo presidente. La líder del país mantendrá su autoridad ejecutiva sobre el gobierno.La votación...

El parlamento de Myanmar eligió el miércoles a Win Myint, un político leal a Aung San Suu Kyi, como nuevo presidente. La líder del país mantendrá su autoridad ejecutiva sobre el gobierno.

La votación se produjo en un momento en que el gobierno civil de Suu Kyi lucha por implementar la paz y la reconciliación nacional, mientras el poderoso ejército sigue envuelto en conflictos con rebeldes étnicos y bajo intensas críticas internacionales por su brutal campaña de contrainsurgencia hacia los rohinya, una minoría musulmana.

El ejército birmano gobernó el país durante medio siglo, años en los que fue acusado de abusos generalizados, antes de ceder parcialmente el poder a un gobierno civil en 2016. Los militares siguen al frente de la seguridad del país y continúan enfrentando acusaciones de abusos de derechos.

Win Myint, el vicepresidente seleccionado por la cámara baja para el cargo y respaldado por el partido gobernante de Suu Kyi, recibió 403 votos entre las dos cámaras. Myint Swe, otro vicepresidente apoyado por el ejército, obtuvo 211 votos, y Henry Van Tio, un vicepresidente elegido por la cámara alta, logró 18.

Como su predecesor Htin Kyaw, que dimitió la semana pasada por problemas de salud, Win Myint, de 66 años, colabora desde hace años con Suu Kyi y es un miembro incondicional de la Liga Nacional para la Democracia. Su afiliación al partido le valió un breve paso por la cárcel como preso político hace más de dos décadas, durante el gobierno militar.

Cuando el gobierno de Suu Kyi asumió el poder en 2016, la líder explicó que estaría "por encima del presidente". El cargo de consejera de Estado fue creado ex profeso para la líder, quien de acuerdo con la Constitución no puede optar a la presidencia.

Una cláusula en la Carta Magna elaborada por el ejército en 2008 impide que cualquier persona casada con un extranjero o con hijos extranjeros pueda ocupar el cargo. La medida estaba claramente dirigida a Suu Kyi, que tiene dos hijos con nacionalidad británica, como su fallecido esposo.