CIDH: DDHH enfrentan grandes retos en Guatemala

Los problemas estructurales que dieron pie a una guerra civil de 36 años se mantienen vigentes y constituyen un obstáculo para el respeto a los derechos humanos en Guatemala, advirtió el martes la...

Los problemas estructurales que dieron pie a una guerra civil de 36 años se mantienen vigentes y constituyen un obstáculo para el respeto a los derechos humanos en Guatemala, advirtió el martes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Persisten varios de los motivos que generaron el conflicto armado interno: Se mantiene una economía basada en la concentración del poder económico en pocas manos, una estructura estatal débil con pocos recursos por la escasa recaudación fiscal y altos niveles de corrupción”, señaló la CIDH en un informe elaborado tras una visita realizada a Guatemala a mediados de 2017.

Además de una profunda desigualdad social -que ha convertido a Guatemala es uno de los países con mayor tasa de desnutrición crónica en el planeta- la Comisión identificó entre los principales desafíos a los derechos humanos la discriminación racial, la falta de acceso a la justicia, el alto nivel de impunidad, el hostigamiento a activistas y operadores de justicia, la violencia contra periodistas, el hacinamiento carcelario y el uso excesivo de la prisión preventiva.

“Estos puntos son esenciales si se desea algún cambio en el goce y disfrute de los derechos humanos en el país”, dijo la comisionada panameña Esmeralda Arosemena de Troitiño al presentar el informe de su autoría.

Una delegación del gobierno guatemalteco asistió al lanzamiento del informe celebrado en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero no emitió comentarios durante la sesión ni a periodistas.

El informe calificó de “limitados” los avances relacionados con el esclarecimiento de crímenes cometidos durante el conflicto interno que causó al menos 200.000 muertes entre 1960 y 1996.

La CIDH exhortó a las autoridades guatemaltecas a adoptar medidas específicas para extender reparaciones a víctimas de la guerra civil y evitar el maltrato persistente de grupos específicos tales como mujeres, pueblos indígenas, comunidades afrodescendientes, personas defensoras de derechos humanos, niños, migrantes y prisioneros.

La Comisión también invitó al Estado a redoblar su compromiso con la lucha contra la impunidad a través de políticas que permitan una justicia independiente e imparcial.

El informe valoró los avances alcanzados en la nación centroamericana en el combate a la impunidad gracias al trabajo coordinado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público.

Cuatro expresidentes han sido acusados por actos de corrupción y el actual mandatario Jimmy Morales ha sido relacionado con financiamiento electoral ilícito pero conserva su inmunidad gracias a una decisión del Congreso.

Pese a los avances, la Comisión dijo haber recibido información de manera reiterada sobre “la persistencia de estructuras de poder paralelas que impiden la lucha contra la impunidad y la corrupción”.

La CIDH es un órgano de la OEA cuyo mandato es promover la defensa de los derechos humanos en la región. Está integrada por siete miembros independientes que no representan a sus países de origen o residencia.

-------

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo