Un juez federal aprobó el jueves la petición de California de interrogar al máximo responsable nacional de inmigración en una demanda interpuesta por el gobierno del presidente Donald Trump en contra de las leyes del estado que pretenden proteger a los inmigrantes que están ilegalmente en el país.

El magistrado Kendall Newman ordenó al gobierno que ponga a disposición al director del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), Thomas Homan, hasta por cuatro horas para testificar a más tardar el 13 de abril.

Newman dijo que California podría investigar a Homan sobre acusaciones específicas de que tres leyes del estado perjudican irremediablemente al gobierno federal. Las leyes limitan la cooperación de empleados y agencias policiales locales y estatales con las autoridades federales de inmigración.

La demanda que busca bloquear las leyes se basa, en parte, en la declaración de 45 páginas por escrito de Homan en las que cita varias “consecuencias notables” de la falta de cooperación del estado, incluyendo ejemplos de las agencias policiacas de California que liberan inmigrantes que pudieron ser deportados, pero en su lugar fueron liberados y cometieron delitos violentos.

El Departamento de Justicia había argumentado que Homan estaba ocupado y que su testimonio no era necesario.

Newman también permitió al estado interrogar hasta por cuatro horas a Todd Hoffman, funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.