Uruguay: sindicatos paran cuatro horas por mejores salarios

Los sindicatos uruguayos realizaban el jueves una huelga de cuatro horas por mejores salarios, más empleo y mejor distribución de la riqueza, entre varios reclamos.El secretario general de la...

Los sindicatos uruguayos realizaban el jueves una huelga de cuatro horas por mejores salarios, más empleo y mejor distribución de la riqueza, entre varios reclamos.

El secretario general de la central sindical única del país, Marcelo Abdala, manifestó que los trabajadores uruguayos enfrentan “una clara lucha de clases”.

“El pueblo trabajador se enfrenta al proyecto de país que impulsan la Cámara de Industrias y la Cámara de Comercio”, dijo Abdala al portal oficial de la central sindical. “Lo que estamos defendiendo es que los trabajadores tienen el derecho de mejorar el salario mínimo nacional, superar los salarios sumergidos, lograr más conquistas y avances en la distribución de la riqueza”.

Según la central sindical, unos 400.000 trabajadores en un país de sólo 3,3 millones de habitantes ganan 20.000 pesos al mes, equivalentes a unos 690 dólares.

El gobierno aduce que el salario real ha crecido en forma ininterrumpida en los últimos 13 años y ha tenido una mejora real, en promedio, superior al 55%.

El salario mínimo bruto fue aumentado por el gobierno en enero a 13.430 pesos, equivalente a unos 465 dólares. La central reclama elevarlo a 16.500 pesos, unos 570 dólares.

La protesta se lleva adelante antes de que comience una nueva ronda de los consejos de salarios, organismos tripartitos en los cuales sindicatos, empresarios y funcionarios estatales negocian los aumentos que se otorgan a cada actividad.

Los empresarios sostienen que los incrementos salariales aumentarán los problemas de competitividad que enfrenta el sector productivo, por lo que el gobierno propuso que los aumentos sean diferenciales según la situación de cada actividad.

A pesar de que la central sindical es un tradicional aliado de la coalición de izquierda Frente Amplio, en el poder desde 2005, éste es el undécimo paro de desde que Tabaré Vázquez asumió la presidencia en 2015.