Guatemala pide ayuda para detectar pandilleros en la policía

El Ministerio de Gobernación le pidió el miércoles a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala que ayude a investigar la posible infiltración de pandilleros en la Policía Nacional...

El Ministerio de Gobernación le pidió el miércoles a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala que ayude a investigar la posible infiltración de pandilleros en la Policía Nacional Civil.

En una carta enviada a Iván Velásquez, titular de la CICIG, el ministro Enrique Degenhart solicitó apoyo “para la investigación de estructuras criminales denominadas ‘pandillas’ ante la posibilidad de que estas operen en conexión con cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos de seguridad que puedan estar incrustados en la Policía Nacional Civil, siendo así capaces de generar impunidad”.

Degenhart hizo su petición un día después de que ordenara el retiro de 11 agentes asignados a la Comisión desde hacía más de 7 años, los cuales realizan investigaciones, hecho que provocaría debilidad en el quehacer de la comisión, dijo Velásquez. Ante las críticas de diversos sectores, Degenhart dio marcha atrás y reasignó a los investigadores, según lo anunció el miércoles Matias Ponce, vocero de la comisión.

El ministro considera que las pandillas estarían asumiendo actividades delictivas en conjunto con aparatos y cuerpos de seguridad, por lo que es necesaria la colaboración de la CICIG. Degenhart basó su petición en el convenio de cooperación firmado con esta institución de las Naciones Unidas, que se denunció violaba con su decisión de retirar a los investigadores. En la petición no se menciona a la fiscalía, el organismo rector de las investigaciones penales.

La comisión no ha respondido a la solicitud.

Degenhart también le ha pedido al Congreso de la República que emita una ley en la que declare que los miembros de las pandillas son terroristas.

El llamado triángulo norte de Centroamérica, formado por Guatemala, Honduras y El Salvador, se ve afectado por el creciente número de integrantes de las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18. Según investigadores, hay más de 100.000 miembros en los tres países.