El gobierno sirio envió refuerzos a un vecindario del sur de Damasco el martes tras perderlo ante combatientes del grupo Estado Islámico en medio de cruentos combates donde decenas de efectivos oficialistas murieron, informó una agrupación que monitorea el conflicto.

En tanto, la televisión siria dijo que un ataque a un mercado, que calificó de “terrorista”, dejó 35 muertos. De confirmarse, sería la cifra de muertos más elevada de un solo ataque por combatientes de la oposición.

Los milicianos del Estado Islámico capturaron el lunes Qadam, una zona de la capital de Siria que había quedado prácticamente desierta desde que el gobierno lanzó una amplia ofensiva para retomar el suburbio de Ghouta Oriental.

Por lo menos 36 soldados y milicianos aliados murieron en los combates por Qadam, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que avisó también sobre el envío de refuerzos por parte de las fuerzas oficialistas.

En Ghouta Oriental, las unidades de rescate seguían sacando muertos del sótano de una escuela bombardeada, quizás por aviones sirios o por la aviación rusa, informó un portavoz del grupo Defensa Civil Siria.

Los restos de 20 mujeres y niños han sido sacados de las ruinas, dijo la entidad, conocida también como los Cascos Blancos. Civiles usaban la escuela como refugio en Arbin, un poblado de Ghouta Oriental, dijo el Observatorio cuya sede está en Londres.

Oways al-Shami, portavoz de esa organización, dijo que los continuos bombardeos están frustrando las tareas de rescate.

“No pueden usar los vehículos pesados porque los aviones están lanzando bombas directamente contra los vehículos de la Defensa Civil”, dijo al-Shami.

Médicos por Derechos Humanos, una organización basada en Nueva York, ha denunciado que las fuerzas oficialistas y sus aliados rusos numerosas veces han atacado hospitales y servicios médicos desde que comenzó la guerra civil siria hace siete años.

Los habitantes de otro poblado en Ghouta llamado Douma reportaron también bombardeos indiscriminados.

"No he podido ni siquiera salir a buscar comida”, dijo Ahmad Khansour, un activista de la prensa que le habló a The Associated Press desde un sótano en esa localidad. Reportó 175 ataques aéreos desde la noche del lunes.

___

El corresponsal de The Associated Press Maamoun Youssef contribuyó a esta nota desde El Cairo.