Sustituyen ministros de Hacienda y de Economía salvadoreños

En respuesta a los recientes resultados electorales que significaron una derrota para el partido en el gobierno, el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén sustituyó el lunes a sus ministros de...

En respuesta a los recientes resultados electorales que significaron una derrota para el partido en el gobierno, el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén sustituyó el lunes a sus ministros de Hacienda y Economía, pero ambos seguirán formando parte de su administración.

Sánchez Cerén sustituyó a su ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, con Nelson Fuentes, y a su ministro de Economía, Tharsis Salomón López Guzmán, por su viceministra Luz Estrella Rodríguez. Cáceres pasa al servicio exterior y López Guzmán será el nuevo de comisionado para la inversión privada.

En un discurso el mandatario dijo que durante las dos ultima semanas, y a la luz de los resultados de las elecciones municipales y legislativas del 4 de marzo, “escuché atentamente las demandas de muchos gremios y sectores”.

Según las últimas encuestas, la mayoría de salvadoreños exigían un cambio de rumbo en el país por la crítica situación económica y la agobiante inseguridad. La oposición también demandaba mayor atención al sistema de salud pública.

Sánchez Cerén dijo que las recientes elecciones han sido una fiel consulta que refleja cuáles son las expectativas de amplios sectores de la ciudadanía, haciendo sentir sus prioridades y demandas y afirmó que los cambios son para “cumplir con las prioridades más sentidas, entre ellas: la seguridad familiar y comunitaria, por más y mejores empleos, y por mejores servicios públicos”.

El presidente también removió al presidente de la estatal Agencia Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Marco Fortín, y nombró en el puesto a Felipe Rivas, que fungía como director ejecutivo del Fondo de Conservación Vial del ministro de Obras Públicas. Además separó de su cargo al Director General de Migración y Extranjería, Héctor Rodríguez. La sub comisionada de la Policía Nacional Civil, Evelyn de los Ángeles Marroquín ocupará el puesto.

Rodríguez escribió en su cuenta de Twitter: “el presidente me dice que soy un buen funcionario y que reconoce lo bueno que se ha hecho en migración; sin embargo me despide. Falta de tolerancia en los dueños del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) y falta de carácter del señor presidente”.

Tras la derrota electoral, Rodríguez pidió a la alta dirigencia del FMLN realizar cambios de inmediato, tanto a nivel partidario como gubernamental, e incluso escoger nuevas autoridades para conformar una nueva comisión política del partido, que defina nuevas estrategias para que la población sienta beneficios.

Sánchez Cerén agregó que con estos cambios pretende “un estilo de gobierno más ejecutivo y efectivo, de mejores resultados; que vaya al encuentro del sentimiento ciudadano de una mejor calidad en la administración pública”.

Asimismo, informó que el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, será el Secretario Técnico y de Planificación “ad-honoren” --es decir, no recibirá un salario por su trabajo-- en sustitución de Roberto Lorenzana, que será el nuevo secretario de Comunicaciones y Gobernabilidad.

Al conocer la decisión del mandatario, diputados de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), los calificaron como “cambios cosméticos” y sin cambios sustanciales para mejorar la situación del país.

“Lo que hemos observado son cambios cosméticos, no hay cambios a profundidad, cambios en las políticas del gobierno, los mismos funcionarios se están rotando, es una rueda de caballitos”, dijo el jefe de la bancada de Arena en el Congreso, Donato Vaquerano.

“Lamento muchísimo que el presidente no haya hecho cambios en Salud Pública porque es donde la gente más ha reclamado por la falta de medicamentos”, agregó la diputada de Arena, Milena de Escalón.

Según apuntan los resultados preliminares oficiales de los comicios, la derecha salvadoreña ha dado un vuelco al escenario político actual y lograría la mayoría parlamentaria en este pequeño país centroamericano.

La derechista y opositora Arena podría ganar la mayoría de las alcaldías y escaños en el Congreso Unicameral mientras que el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) sufriría una de las peores derrotas de su historia.