El diario Wall Street Journal informó que se ha ampliado una investigación federal sobre Wells Fargo a fin de la división del banco dedicada a la administración de patrimonios.

Wells Fargo enfrenta las consecuencias de un escándalo en su unidad de banca minorista en la que, entre otras cosas, sus empleados abrieron millones de cuentas falsas sin autorización de los clientes.

El Journal agregó que el Departamento de Justicia investiga ahora si Wells Fargo hizo recomendaciones o referencias inapropiadas, o no informó a los clientes sobre posibles conflictos de interés.

El portavoz de un banco se negó a hacer declaraciones el viernes sobre el informe publicado por el WSJ.

A principios de este año, la Reserva Federal impuso restricciones significativas al banco con sede en San Francisco citando "abusos generalizados al consumidor". El banco está reemplazando a cuatro miembros de su consejo de administración y su nivel de activos fue congelado por la Fed hasta que se mejoren los controles internos.