ONU busca fondos para palestinos tras los recortes de EEUU

El déficit de 500 millones de dólares en la financiación de la agencia de la ONU que ayuda a los palestinos, inducido por los recortes de Estados Unidos, podría recortar servicios críticos que...

El déficit de 500 millones de dólares en la financiación de la agencia de la ONU que ayuda a los palestinos, inducido por los recortes de Estados Unidos, podría recortar servicios críticos que “aumentarían el sufrimiento en direcciones desastrosas e impredecibles”, señaló el jueves el secretario general de Naciones Unidas.

Antonio Guterres intervino en una cumbre recaudatoria de emergencia celebrada en Roma luego de que el gobierno de Donald Trump redujo en decenas de millones de dólares en su aportación a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés), provocando la mayor crisis de financiación en sus 68 años de historia.

La UNRWA, que es el programa de ayuda más antiguo y amplio de la ONU en Oriente Medio, proporciona atención sanitaria, educación y servicios sociales a unos cinco millones de palestinos en Cisjordania, gaza, Jordania, Siria y Líbano.

La inversión en programas de la ONU sirve para hacer frente a la desesperación y otros factores que “conducen a la radicalización” entre los palestinos más jóvenes, señaló Guterres en su intervención en el foro patrocinado por Jordania, Egipto y Suecia.

Reducir el saneamiento y la atención y los servicios médicos en zonas ya azotadas por la pobreza y el conflicto “podría tener graves consecuencias, una cascada de problemas que podría aumentar el sufrimiento en direcciones desastrosas e impredecibles”, advirtió el máximo responsable de la ONU.

El gobierno de Trump anunció en enero un recorte de 65 millones de dólares en su aportación de este año. Según Naciones Unidas la reducción real fue de 300 millones de dólares porque Washington había dado a entender que proporcionaría 365 millones en 2018.

Estados Unidos era el principal donante de la UNWRA, aportando casi el 30% de su presupuesto total. Al anunciar los recortes, el Departamento de Estado dijo que quería reformar la agencia, que ha sido muy criticada por Israel.