Un objeto helado que es el próximo destino de la sonda espacial que exploró Plutón tiene un apodo: Ultima Thule.

La nave New Horizons de la NASA se dirige a un encuentro en Año Nuevo con el misterioso objeto ubicado 1.600 millones de kilómetros (1.000 millones de millas) más allá de Pluton, en los límites del sistema solar.

Su nombre oficial es 2014 MU69. El equipo de la misión quería un nombre menos técnico y más inspirador, por lo que decidió solicitar opiniones del público a finales del año pasado. Anunciado el martes, el apodo Ultima Thule proviene de la literatura medieval y se refiere a un mundo lejano y desconocido.

"MU69 es el próximo Ultima Thule de la humanidad”, dijo el científico que encabeza al equipo de la New Horizons, Alan Stern, del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, en una declaración. "Nuestra nave se dirige más allá de los límites de mundos conocidos”.

La New Horizons pasará junto a Ultima Thule el 1 de enero del 2019, en el que será el encuentro más distante de la humanidad con otro mundo. Descubierto en el 2014 y a una distancia de más de 6.400 millones de kilómetros (4.000 millones de millas) de la Tierra, Ultima Thule es considerablemente más pequeño que Plutón, explorado por la New Horizons en el 2015.

Los científicos estiman que tiene un diámetro no mayor de 30 kilómetros (20 millas) si es un solo objeto. Si son dos, uno en órbita del otro, cada uno pudiera tener un diámetro de entre 15 y 20 kilómetros (9 a 12 millas). Pudiera haber también una luna pequeña. Nada se sabrá a ciencia cierta hasta que la New Horizons se acerque.

El equipo dijo que escogerá un nombre más formal una vez que la sonda pase junto a Ultima Thule.

Para el apodo, más de 34.000 sugerencias fueron reducidas a una lista de 37 y luego se sometieron a votación del público en internet.

El ganador de más votos fue el nombre del martillo de Thor — Mjolnir — de la mitología nórdica, seguido por Z'ha'dum, un planeta en la serie televisiva Babylon 5. Ultima Thule fue séptimo.

La NASA y el equipo de la New Horizons tuvieron la última palabra. Se decidió sobre la base de lo que pareció más apropiado para la misión y sus objetivos, dijo Dwayne Brown, portavoz de la agencia espacial.