Un sacerdote católico fue sentenciado a 63 años de cárcel por abusar sexualmente de un menor, informó un grupo de derechos humanos en México.

El Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social informó el martes que la sentencia contra Carlos López Valdés es la primera contra un cura en Ciudad de México. Aunque López fue sentenciado a 63 años de cárcel, solo purgará 40, la máxima sentencia aplicable en la capital del país.

El sistema judicial y la procuraduría de la Ciudad de México por lo regular no anuncian ni confirman este tipo de sentencias.

El sacerdote de 72 años fue detenido hace más o menos año y medio. El hombre que presentó la denuncia por abuso dijo que le llevó años convencer a los fiscales que presentaran cargos y pedir una orden de arresto.